Pedalea durante 500 kilómetros... en dirección contraria

Pedalea durante 500 kilómetros... en dirección contraria

El hombre no paró en ningún momento a preguntar si iba en la dirección correcta

Vida Adrián Parrondo Adrián Parrondo 30 Enero 2017 13:29

La historia es, cuanto menos, surrealista. Según relata la web 'Mashable', un ciudadano chino tenía previsto recorrer en bicicleta los 2000 kilómetros que separan la ciudad de Rizhao de la de Qiqihar con el fin de llegar a tiempo a su ciudad natal para la celebración del 'Año Nuevo chino', puesto que no contaba con el dinero suficiente para tomar un tren.

Sin embargo, cuando el hombre se dispuso a tomar su bicicleta y partir hacia el norte, donde se encontraba su destino, parece que no tuvo la brillante idea de contar, al menos, con un mapa

El hombre se dirigió desde el punto situado en el centro, hacia el que se encuentra en la parte inferior. Su destino, en realidad, se encontraba en el superior "El hombre se dirigió desde el punto situado en el centro, hacia el que se encuentra en la parte inferior. Su destino, en realidad, se encontraba en el superior"

Según ha relatado, empezó a pedalear hacia donde creía más conveniente, y siguiendo una indicaciones que, según pensaba, era las correctas. Pero no, no lo eran. En concreto, este ciudadano chino recorrió una distancia de 500 kilómetros, pero en dirección contraria, hacia el sur. Durante toda la travesía, una distancia aproximada entre Madrid y Málaga, el hombre no se paró a preguntar a nadie, ni consultó ningún mapa o dispositivo con GPS.

Sin embargo, en plena carretera, la policía le paró de repente para avisarle de que estaba circulando en una vía en la que no estaba permitido. Cuando le preguntaron a dónde se dirigía.... el hombre tuvo que llevarse una sorpresa que no fue especialmente grata. Pensémoslo bien, ¿a quién se le ocurre dirigir una bicicleta durante 500 kilómetros sin una dirección concreta?

Según parece, la gente al final terminó compadeciéndose del disgustado hombre y , en vez de hacerle pedalear otros 2.500 kilómetros más, decidieron pagarle el billete de vuelta. Todo un gesto de solidaridad.

Comentarios