Una mujer se cae de un barco y sobrevive en el agua durante día y medio

Una mujer se cae de un barco y sobrevive en el agua durante día y medio

Una mujer china de 32 años se cayó de un crucero cuando viajaba con sus padres de China a Japón. En el momento del accidente se encontraba sola por lo que fue dada por muerta. Estuvo 38 horas en alta mar antes de ser rescatada.

Noticias Manu Barrena Manu Barrena 18 Agosto 2016 11:55

Miles de barcos zarpan cada día de territorio chino. La gran mayoría son barcos pesqueros y de mercancía pero también hay un gran número de cruceros procedentes de China que hacen recorridos por aguas cercanas con destino a Japón o a islas asiáticas. Es precisamente en uno de estos barcos donde la protagonista de nuestra historia ha vivido un importante suceso.

Una mujer de Shanghai se encontraba realizando un crucero entre China y Japón con sus padres cuando una noche decidió dar un paseo sola por el barco. Tras apoyarse en una de las barandillas que se encontraba en uno de los lados de la nave, se resbaló y cayó al agua a una altura de 20 metros. Sus padres, al ver que no volvía del paseo, dieron la voz de alarma.

Más de 100 voluntarios peinaron el crucero en búsqueda de la joven de 32 años desaparecida. La mujer fue dada por muerta tras varias horas sin hallar rastro de ella. Al no encontrarla, asumieron que, efectivamente, se cayó por la borda y murió al no sobrevivir a una caída tan grande contra el agua.

Un crucero en Shanghai "Un crucero en Shanghai"

Afortunadamente, la joven sobrevivió y se mantuvo a flote durante nada más y nada menos que 38 horas, según informó el diario China Daily. De acuerdo con este medio, la shanghainesa estuvo más de día y medio en el agua nadando y flotando. Tras ese período de tiempo, la mujer fue avistada y rescatada por un buque pesquero cerca de la isla de Zhoushan, a 150 kilómetros al sur de la ciudad de Shanghai. Tal y como declaró uno de los pescadores que la recogió, solamente tenía "unas pequeñas heridas en los brazos" y nada más. Los médicos que la examinaron tras el suceso descubrieron que incluso había llegado a dormir un par de horas mientras se encontraba en alta mar.

Dos días después de su desaparición, los padres recibieron la llamada que afirmaba que su hija había sido encontrada. Algo que su padre no se terminó de creer ya que creía que era un timo o una falsa alarma: "Solamente cuando escuché la voz de mi hija por teléfono me lo creí. ¡Es un milagro!". Tras varios días, la familia está sana, salva y reunida de vuelta en China. Si volverán a coger un barco o no es todavía un misterio.

Comentarios