Pablo Trapote: el hijo del 'sobrino' de Felipe González que acoge a VOX y fiestas LGTBI

Pablo Trapote: el hijo del 'sobrino' de Felipe González que acoge a VOX y fiestas LGTBI

Trapote es uno de los empresarios más destacados en la noche madrileña y controla auténticos iconos como la chocolatería San Ginés o la Sala Joy.

La polémica relacionada con el teatro Barceló ha dado la vuelta a todas las redes sociales. El hecho de celebrar un mitin de VOX para jóvenes en el que se largó doctrina contra la comunidad LGTBI para, dos días después, organizar una fiesta para este colectivo (Tanga Party!) a 15 euros por entrada, ha encendido la mecha.

Los organizadores de 'Tanga', lejos de cambiar de local, han optado por rentabilizar la polémica y proponer una concentración frente a la ultraderecha, pero pagando la copa en la entrada en el mismo local en el que se celebró el mencionado mitin y con suculentos ingresos para la sala Barceló.

El dinero que se recaude este fin de semana, amén de la fiesta antiLGTBI y proLGTBI, irá a parar, en su mayor parte, al considerado como 'rey de la noche madrileña', Pedro Trapote, cuyo hijo Pablo Trapote Vethencourt se encarga de dirigir todo lo relacionado con esta conocida sala.

Pablo Trapote es el responsable último de todo lo que sucede en el Teatro Barceló "Pablo Trapote es el responsable último de todo lo que sucede en el Teatro Barceló"

La buena gestión de los negocios de Pedro ha permitido fundar un grupo (Grupo Trapote) que congrega gran parte de los locales más conocidos de la capital. Apunten: la Sala Joy Eslava, el Teatro Barceló, la mítica Chocolatería San Ginés, la cervecería San Andrés y un local llamado Los Salados de la Plazuela de San Ginés. Además, su grupo cuenta con el apoyo del grupo hotelero Barceló, que actúa como partner en su empresa.

La polémica Sala Barceló, heredera de Pachá, suele congregar a los jóvenes más ideologizados hacia el espectro conservador de Madrid. Entre sus paredes han bailado y bebido cubatas personalidades como Froilán, también muy adepto a la Joy Eslava; o Victoria Federica, que llegó a celebrar allí su mayoría de edad. Barceló también es conocida por pinchar el himno de España y colocar una de las banderas más grandes de la ciudad, aunque todos estos movimientos no hicieron gala durante los domingos en los que se celebró el 'Tanga Party!'. En la actualidad se encuentra dirigida por Pablo, que es el claro sucesor de su padre y que le permite coger experiencia de cara a hacerse con la gestión del resto de negocios en un futuro próximo.

El grupo Trapote alberga algunos de los negocios más destacados de la capital "El grupo Trapote alberga algunos de los negocios más destacados de la capital"

Sin duda, Barceló es la sala más importante para Pablo. Allí comenzó a forjar su carrera empresarial cuando su padre le llamó para coger el testigo en este local. Aquella aventura no fue fácil: Pablo se estaba viendo obligado a coger las maletas tras un periplo por Estados Unidos en el que estudió en una academia militar y cursó Empresariales.

El padre de Pablo, Pedro Trapote, sin duda ha sido siempre un innovador en el sector de la noche madrileña. Uno de los movimientos que más le acercaron a los colectivos LGTBI fue la inclusión de travestis en la Sala Joy, el primer movimiento en este sentido que se realizó en una discoteca dirigida al público heterosexual, siempre inspirándose en la mítica sala estadounidense Studio 54. En entrevistas posteriores, no ha dudado en recordar aquellos gestos con nostalgia, ciertamente arriesgados en una época en la que la situación del colectivo se encontraba mucho menos normalizada que en la actualidad.

Pablo ha renovado la Sala Barceló

La Sala Barceló ha conseguido forjar una personalidad propia "La Sala Barceló ha conseguido forjar una personalidad propia"

El rumbo que ahora toma la antigua Pachá parte de Pablo. La crisis económica y las necesidades de renovar su esencia le llevaron a tomar un giro de timón en la antigua sede de la mítica Pachá.

En una entrevista publicada por Vanitatis en 2015, Trapote se sinceraba: "Del Teatro Barceló, destacaría su historia, parece que tiene alma y que cada persona que ha pasado por aquí ha dejado su huella. No es solo una sala mítica o un nombre, para mucha gente ha sido un referente en cuanto a ocio nocturno; lo realmente difícil es seguir haciéndolo año tras año y ¡ya llevamos más de tres décadas! Para eso la fórmula es hacer las cosas bien, trabajo, ilusión y el reunir el mejor equipo de gente".

No hay que olvidar que Pablo cogió las riendas del negocio en los peores años, pero mostró su interés por actuar con rapidez: "No han sido años fáciles, la verdad. España venía de un mal momento, la noche está cada vez más regulada y nosotros hemos experimentado importantes cambios también. Cada vez somos más exigentes y queremos mejores sitios; nosotros, en Teatro Barceló, no dejamos de cuidar los detalles y cada año aportar algo nuevo. Este año por ejemplo hemos mejorado mucho la iluminación".

Muy cercano a Felipe González

Las hijastras de Felipe González, junto a su tío político Pedro Trapote "Las hijastras de Felipe González, junto a su tío político Pedro Trapote"

Los contactos que mantienen le proporcionan un buen sostén para sus negocios. Además, destaca la relación que su padre mantiene con el expresidente del Gobierno, Felipe González.

Esa cercanía tiene carácter familiar, aunque no haya lazos sanguíneos. El árbol geneálogico se podría resumir de la siguiente manera: Pedro es el tío político de Lucía y Micaela González, fruto del matrimonio entre Mar García Vaquero y el médico Francisco Javier González Polo. Aquella relación terminó rompiéndose y Mar rehizo su vida de la mano del expresidente del Gobierno. Desde entonces, esta red familiar política ha fortalecido algunos contactos.

Según confesaba Nelsy Chelala, peletera amiga de Mar, en declaraciones a LOC en el año 2012, la relación era más que positiva: "Conozco a toda la familia. Las niñas se llevan fenomenal con su padre, el médico; le quieren muchísimo. También quieren mucho a Felipe González".

El último responsable de todo lo que sucede en Barceló

La Sala Barceló es 'la niña bonita' de Pablo y no duda en ocultarlo. En una entrevista publicada en 2015 por Vanitatis, el empresario mostró su trabajo en el día a día del negocio y su interés por vincularse a su gestión diaria.

"Los días que la sala no abre tengo un día como cualquier otra persona, voy a la oficina y me reúno con proveedores, promotores, relaciones públicas, etc. Los días que la sala abre, también voy por la noche; siento que cuando estoy yo tengo el pulso de lo que pasa en la sala, veo lo que hacemos bien, pero también lo que hacemos mal. Lo que más me gusta es estar con los clientes, de alguna manera ejercer de anfitrión y recibir a la gente como si vinieran a mi casa a pasárselo bien", confesaba en aquella conversación.

La pasión por el sector del mundo de la noche le viene de lejos y, sin duda, su familia ha influido: "Siempre he tenido muy claro que quería dedicarme a esto. Desde más o menos los 12 años ya me fascinaba este mundo".

Pablo Trapote siempre supo que quería dedicarse al mundo de la noche "Pablo Trapote siempre supo que quería dedicarse al mundo de la noche"

Tanto Pablo como Pedro han sabido alejarse de las polémicas que han azotado a otros empresarios de la noche madrileña como, por ejemplo, Miguel Ángel Flores. Ambos presumen de un estilo de vida saludable, como han hecho constar en las pocas declaraciones públicas que han realizado ante los medios. De hecho, Pablo siempre ha destacado la posición equidistante que su padre ha mostrado con el alma de este tipo de eventos: "Mi padre ha sido un empresario de la noche muy atípico, él no iba a los locales por la noche, él es un gestor. Iba a Joy Eslava todos los días, siempre durante el día. Nunca ha supuesto un problema, ¡todo lo contrario!".

El ocio nocturno ha sido, sin duda, la principal fuente de ingresos para la familia, hasta el punto de que Pedro Trapote está a punto de jubilarse dentro del 'mundillo'. Pablo, sin embargo, no sabe aún si seguirá sus pasos: "Nunca se sabe, ¡aún soy muy joven para pensar en jubilación! El mundo de la noche me gusta mucho, pero no sé si durará para siempre. En cualquier caso, sí que me gustaría estar vinculado al mundo del ocio, me gusta trabajar para que la gente se lo pase bien. Si de ello puedo hacer mi modo de vida, será genial", confesaba a Vanitatis.

¿Qué sucederá a partir de ahora con 'Tanga Party!' y con uno de los locales más importantes de la noche madrileña? Pues, sin duda, parece que todo continuará con buena salud: no hay que olvidar que Joy Eslava y el Teatro Barceló son auténticas instituciones dentro de la noche de la capital.

Comentarios