Una discoteca que celebra fiestas LGTBI monta un mitin de VOX con Abascal como DJ

Una discoteca que celebra fiestas LGTBI monta un mitin de VOX con Abascal como DJ

La sala Barceló organizó un mitin en mitad de la fiesta y vetó el acceso a mayores de 30 años para atraer el voto de los jóvenes.

"Poderoso caballero, es don dinero". Quién sabe si este podría ser el título de la siguiente historia, pero sin duda, llama la atención en ciertos puntos. La protagonista: la sala Barceló de Madrid. Conocida por fiestas en las que se pincha el himno de España y se colocan enseñas nacionales de proporciones descomunales en la fachada, el dueño del local no ha tenido mejor idea que invitar al líder de la extrema derecha en nuestro país: Santiago Abascal.

Abascal fue la estrella este viernes 1 de marzo en la sala Barceló, en un acto donde se congregó a un total de 700 seguidores menores de 30 años. El evento no tuvo desperdicio, ya que permitió acercarse a los más jóvenes y soltar sus soflamas en mitad de cubatas y perreos reggaetoneros.

Por si había alguna duda, la sala llegó a cortar la música en mitad de la sesión para ceder el micrófono a su líder en Madrid, Rocío Monasterio y el propio aspirante a presidente. Allí criticaron la denominada como "dictadura de lo políticamente correcto" y alabaron la unidad de España. Luego subieron a la cabina del DJ y amenizaron el encuentro con una buena pinchada del himno nacional. Casi nada.

Llama la atención que la sala Barceló, conocida por apoyar este tipo de movimientos en gran parte de sus fiestas, no tenga ningún tipo de reparo a la hora de celebrar fiestas de temática LGTBI. En ellas, sin duda, se esconde la bandera y no se invita a un líder que propone la abolición del matrimonio igualitario y la prohibición de cualquier movimiento a favor de los derechos de las personas trans; por poner algunos ejemplos.

Uno de los eventos LGTBI celebrados en el mismo espacio del mitin de VOX "Uno de los eventos LGTBI celebrados en el mismo espacio del mitin de VOX"

La fiesta en cuestión se llama 'Tanga! Party', que alquila el espacio de manera mensual para animar las tardes de los domingos. El ambiente, sin duda, cambia por completo en esas jornadas, ya que la diversidad parece hacer gala en una fiesta en la que no se pide etiqueta y se admite a todos los miembros del colectivo. Algo de lo que no se hace gala en el resto de sesiones. Un último dato: la sala Barceló consigue llenar sus instalaciones con esta fiesta que, al parecer, no cuadra con el resto de su programa.

"Solo menores de 30 años"

El evento que hemos mencionado al inicio de este artículo permite paliar una de las grandes debilidades de VOX: la falta de influencia en el voto joven. Por ello, los organizadores se encargaron de vetar el acceso a los mayores de 30 años e incluso llegaron a pedir el DNI en la puerta para controlar la edad de los asistentes. Todo un evento destinado a expandir los apoyos de la formación de ultraderecha.

En el interior la inmensa mayoría de los jóvenes eran hombres, los asistentes han calculado una cifra situada en el entorno del 80-90%. Las pocas mujeres que acudieron iban acompañadas de varones y únicamente se apreciaron pequeños núcleos que mujeres que acudieron en grupo.

Todo un cambio de ambiente que, sin duda, llama especialmente la atención.

Comentarios