Multan a un hombre con 601 euros por hablar en catalán a un policía nacional

Multan a un hombre con 601 euros por hablar en catalán a un policía nacional

El agente le recriminó una supuesta "falta de respeto" y "falta de estima" a España

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 24 Marzo 2017 11:30

La aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana está siendo cuanto menos polémica. Y en este caso, incluso podría llegar a tratarse de un abuso de autoridad. Eso es, al menos, lo que denuncia un profesor de la Universitat Politècnica de Catalunya, que ha sido multado con 601 euros por haberse dirigido en catalán a un agente de la Policía Nacional, tal y como recoge el diario Público.

El suceso tuvo lugar cuando Xavier Casanovas, el profesor multado, acudió al aeropuerto de El Prat con el fin de viajar al extranjero. En el control de pasaportes, decidió saludar con educación al agente en catalán. 

Sin embargo, parece que este gesto no fue del agrado de la autoridad que, según la versión de Casanovas, decidió recriminarle su supuesta "falta de respeto" y "poca estima" a España.

el agente de Policía recriminó a Casanovas su "el agente de Policía recriminó a Casanovas su "falta de estima" a España"

Casanovas creyó que la cosa no iría a más, pero decidió continuar hablando en catalán como respuesta a la "chulería" del policía. "Nunca he tenido ningún problema en hablar en castellano, soy una persona que cuando me hablan en castellano contesto en castellano", ha asegurado en declaraciones a la web Vilaweb.

Después de esta pequeña disputa, Casanovas consideró que el incidente no tendría mayores consecuencias y pasó el control tranquilamente. Pero se equivocaba: el agente salió tras él y le abordó en la cola de embarque junto a otro compañero, con el fin de apartarle en el punto de información.

Ahí comenzó todo un cúmulo de intimidaciones, en donde se dedicaron a recriminarle su supuesta mala educación, le aseguraron que estaba obligado a "hablar en castellano" con ellos y que así lo establecía la Constitución. Además, le aseguraron que si seguía hablando en catalán se verían obligados a pedir un traductor y el afectado podría perder su vuelo. Tras todo esto, sentenciaron con un tono especialmente agresivo: "sé donde vives". 

Xabier Casanovas, ante esta situación, decidió pedir a los agentes el número de identificación para después valorar si tomaba acciones legales. Sin embargo, los policías comenzaron a poner excusas como que el número "no le cabía en la camisa" o que el número era difícil de leer "para evitar denuncias tontas que nos ponen".

Los agentes intentan tomar represalias y se les vuelve en contra

Los agentes han decidido sancionar con 601 euros a Xavier Casanovas por hablar en catalán "Los agentes han decidido sancionar con 601 euros a Xavier Casanovas por hablar en catalán"

Seis meses después de todo lo sucedido, Casanovas recibió en su casa una multa. En ella se le informaba de que "en relación con la normativa de protección de la seguridad ciudadana" -la llamada Ley Mordaza-, había cometido una infracción grave "porque hizo caso omiso de las órdenes dadas por los agentes actuantes y, de este modo, dificultó la labor policial y retrasó el flujo normal de pasajeros".

La multa, que ya ha sido recurrida, puede volverse en contra de los agentes. Al parecer, cuando Casanovas volvió de su viaje intentó denunciar, pero el juez lo archivó ante la imposibilidad de identificarlos. 

Ahora, el afectado cuenta con el apoyo expreso de la Plataforma por la Lengua y la Fundación Catalunya, que han prestado a este profesor universitario a todos sus abogados para que pueda realizar las alegaciones que considere oportunas. 

El caso podría reabrirse porque los agentes, al denunciar a Casanovas, se han identificado a sí mismos. Este es el argumento que ha ofrecido el afectado para pedir a las autoridades esa reapertura. Mientras tanto, los colectivos por la lengua catalana consideran que este es un acto más de "discriminación lingüística grave de las administraciones españolas". Un capítulo más dentro de la Ley Mordaza que, tal y como está compuesto ahora el Congreso de los Diputados, podría contar con una reforma que evite este tipo de situaciones.

Comentarios