Los médicos tratarán el mal de ojo y la pérdida de alma en Guatemala... y, en realidad, tiene sentido

Los médicos tratarán el mal de ojo y la pérdida de alma en Guatemala... y, en realidad, tiene sentido

El Ministerio de Salud de Guatemala ha anunciado que los ambulatorios del país situados en zonas rurales podrían empezar a tratar las supersticiones. La causa se debe al alto índice de mortalidad infantil en estas zonas.

Noticias Manu Barrena Manu Barrena 26 Agosto 2016 12:25

La crisis sanitaria no es cosa solamente de Venezuela. Guatemala, país situado en Centroamérica, también está sufriendo unos duros golpes a su sistema sanitario. Una deuda de 47,6 millones de euros, hospitales abastecidos con un 70% de medicinas, unidades hospitalarias y centros médicos cerrados y pacientes que deben comprar ellos mismos los fármacos con los que deben ser tratados: debido a todos estos factores, el Ministro de Salud, Alfonso Cabrera, dimitió de su cargo dejando el puesto a Lucrecia Hernández.

En su primer mes, Hernández ha tenido que lidiar con todos los problemas que tiene el Ministerio de Salud guatemalteco, al que se le suma un alto índice de mortalidad infantil en las zonas más rurales del país. Afortunadamente, el equipo de Hernández ha desarrollado un plan para acabar con ello pero de una forma que algunos califican de bastante poco seria.

Ceremonia maya en Guatemala "Ceremonia maya en Guatemala"

Los centros de salud de Guatemala tratarán los males de ojo y la pérdida de alma además de otras cinco 'enfermedades populares' como el flujo, los antojos o la brujería. Así lo afirma un documento del Ministerio que indica los síntomas de cada patología y su método de curación. De esta manera, se asegura que el mal de ojo en los niños puede estar causado por una mala alimentación a la hora de amamantar a los bebés, por lo que puede desarrollar "irritabilidad, náuseas, diarrea, lloros o insomnio".

El documento asegura también que la pérdida de alma puede estar causada por "toda impresión que altere el estado emocional de la persona" y que ello provoca un debilitamiento del cuerpo así como alteraciones en el sueño, desnutrición, falta de apetito y vómitos tanto en niños como adultos. El método que sugiere el Ministerio de Salud de Guatemala consiste en frotar plantas por el cuerpo del enfermo mientras se reza para convencer a los espíritus que liberen el alma del paciente. Por su parte, la brujería se da por "envidias, peleas, rencor, odio, decepciones y problemas" creados por una persona que se dedica a "hacer maldades".

Una mujer es atendida en un centro médico de Guatemala "Una mujer es atendida en un centro médico de Guatemala"

Pero, ¿por qué se tratarán en centros médicos tales supersticiones? Guatemala es un país muy creyente en dichas 'enfermedades' procedentes de la cultura maya, sobre todo en provincias rurales donde los ambulatorios no poseen todos los medicamentos que necesitan. De esta manera, el Ministerio busca poder atender a pacientes que presentan estos síntomas en centros de atención primaria. "Independientemente de que ustedes crean o no en eso, se ha visto que es necesario esta vigilancia [de estas enfermedades] porque está asociada a la mortalidad infantil", aseguró la ministra Lucrecia Hernández.

La idea es una primera fase que se someterá a la aprobación del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Conasan), pero el Ministerio quiere empezar a formar al personal médico para que sepa cómo tratar estas supersticiones en los centros de salud. De hecho, el propio documento explica que, en algunos casos, los ambulatorios podrían necesitar una persona especialista para estos pacientes como terapeutas mayas o abuelas comadronas. Para ello, doctores y 'especialistas' deberán trabajar codo con codo.

Comentarios