Mata y cocina al perro de su vecino y le invita a comer

Mata y cocina al perro de su vecino y le invita a comer

La mala relación entre vecinos puede ser habitual, aunque a veces se llega a extremos inimaginables.

Noticias Víctor Mopez Víctor Mopez 16 Abril 2018 12:19

Un hombre surcoreano de 62 años mató y cocinó al perro de raza Corgi Galés de sus vecinos. Tras ello, al dia siguiente los invitó a comer siendo su mascota el plato principal. Según confesó a la policía, el perturbado criminal acabó con la vida del can porque le molestaban sus ladridos.

Para silenciar al perro de tan solo dos años, el hombre le tiró una piedra a la cabeza, por lo que el animal quedó incosciente. De esta manera pudo estrangularlo hasta acabar con su vida. Después, decidió concinarlo, según publica el Daily Mail.

La familia del animal, dada su desaparición, colocó carteles por toda la ciudad con fotografías de su mascota ofreciendo, incluso, una recompensa de 940 dólares. Tambien se patearon todo el vecindario preguntando casa por casa si lo habían visto. Cuando llegó el turno del verdugo de su perro, este se mostró muy amable y comprensivo.

Al día siguiente, actuando muy preocupado y comprometido con la desaparición, el vecino llamó a la puerta de la familia afectada para consolarlos e incluso les invitó a comer a su casa. Lo que no sabían es que el menú era su propio perro desaparecido. Por suerte, declinaron la invitación. 

El perro de la familia era un Corgi Galés "El perro de la familia era un Corgi Galés"

La carne de perro en Corea del Sur

La carne de perro ha sido durante mucho tiempo una parte importante de la cocina de Corea del Sur. Pero el consumo ha disminuido a medida que los surcoreanos adoptan cada vez más la idea de los perros como mascotas en lugar de ganado, y ahora comerlos es un tabú entre las generaciones más jóvenes.

No obstante, se siguen consumiendo hasta un millón de perros en Corea del Sur cada año. La carne y la grasa de este animal es un importante aporte de energía, según sus consumidores. Los activistas, por su parte, han intensificado las campañas para prohibir el consumo de perros.

Este caso ha dado la vuelta al mundo gracias a una de las hijas de la familia afectada que ha lanzado una recogido de firmas para que su criminal vecino sea castigado severamente. Aunque el consumo de carne de perro esté permitido en el país, el abuso animal se pena con hasta dos años de prisión y multas que ascienden a 18.700 dólares.

Comentarios