Hazte Oír saca una autocaravana modificando su mensaje tránsfobo

Hazte Oír saca una autocaravana modificando su mensaje tránsfobo

El grupo ultracatólico, que se considera víctima de la Inquisición Gay, no está dispuesto a frenar sus ataques contra el colectivo LGTB.

Vida Víctor Mopez Víctor Mopez 03 Marzo 2017 13:47

Los radicales ultracatólicos de Hazte Oir están enfadados, muy enfadados. Y no están dispuestos a darse por vencidos en su cruzada contra el colectivo LGTB. El polémico autobús con mensajes tránsfobos despertó tanta polémica que obtuvo hasta respuesta política y judicial. Así, un juez decidió inmovilizarlo ante sus pretensiones de recorrer varias ciudades españolas para propagar su discurso de odio.

"Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen" era el lema principal del autobús, acompañado de otro mensaje: "Si naces hombres, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo". Producto de su pataleta al no poder salirse con la suya, Hazte Oír ha optado por sacar una autocaravana transformando su mensaje en dos preguntas: "¿Los niños tienen pene? ¿Las niñas tienen vulva?".

El autobús será modificado en los próximos días, pero el grupúsculo utraconservador no ha podido esperar y ha optado por sacar a circulación otro vehículo con un mensaje suavizado. No solo han convertido en pregunta el mensaje principal, sino que han eliminado el secundario que suponía un claro rechazo hacia el colectivo transexual

No pierden, sin embargo, la ocasión de hacer propagando de su panfleto LGTBfóbico con el que pretenden responder a las leyes de igualdad  promulgadas por varias comunidades autónomas para evitar la discriminación del colectivo LGTB. Como eso de la igualdad no va con ellos, Hazte Oír promociona su folletín desde la autocaravana igual que lo hacían desde el autobús: "No permitas que manipulen a tus hijos en el colegio. Infómate con el libro que no quieren que leas". 

La autocaravana de Hazte Oír "La autocaravana de Hazte Oír"

Hazte Oír, víctima de la "Inquisión Gay"

Habrá más de uno que piense que las víctimas de toda esta polemica son los menores transexuales. Nada de eso. La verdadera víctima es Hazte Oír, que sufre bajo el maligno poder de la Inquisicón Gay. 

Ignacio Arsuaga, presidente de la plataforma radical, ha señalado, tal y como recoge Actuall, que "la campaña es a favor del derecho fundamental de las familias a educar a sus hijos en libertad, de acuerdo con sus valores". La inmovilización del autobús, para Hazte Oír, es una vulneración a la libertad de expresión, por lo que pretenden recurrir el auto judicial que lo mantienen retenido.

Comentarios