Buscar
Usuario

Noticias

La Fiscalía prepara un recurso para endurecer la pena a Iñaki Urdangarín

Los magistrados del Alto Tribunal quieren que Urdangarín pase más años en la cárcel y que devuelva todo el dinero público que recibió.

La condena al yerno del rey, Iñaki Urdangarín, generó una amplia polémica por la tibia pena que le impuso la Justicia. A pesar de haber desfalcado miles de euros de dinero público, el duque de Palma no ha tenido que ir a la cárcel y no ha tenido ningún tipo de problema para continuar en su residencia de Ginebra (Suiza).

De hecho, la sentencia trató de imponerle la mínima pena posible por cada uno de los cuatro delitos por los que había sido condenado (prevaricación, fraude, tráfico de influencias y contra la Hacienda Pública). Ahora, la Fiscalía ha recibido varios informes en los que se solicita que se endurezcan las penas contra Urdangarín, ya que consideran que son excesivamente tibias.

En concreto, los documentos solicitan un endurecimiento efectivo de la pena del yerno del rey, que se fijó en tan solo seis años y tres meses por todos los delitos que cometió (recordemos, se impuso la pena más baja para cada uno de los delitos), así como elevar el importe de la multa que le obligaron a pagar.

La Infanta Cristina junto a su marido, Iñaki Urdangarín "La Infanta Cristina junto a su marido, Iñaki Urdangarín"

Por el momento, el marido de la Infanta Cristina debe de pagar 513.553 euros. Sin embargo, los informes elaborados por los fiscales del Alto Tribunal pretenden que la multa se eleve a todo el dinero público que recibió, lo que aumentaría considerablemente la cifra: 6,2 millones, en concreto.

Además, consideran que el cuñado del rey Felipe ha de ser condenado por malversación en su vertiente agravada por todos los eventos que realizo y no sólo por una parte de ellos, tal y como se ha establecido en la pasada polémica sentencia. Los fiscales consideran que la sentencia mantenía una alta expectación en la sociedad, así como que los delitos eran bien conocidos por todos los ciudadanos.

Por todo ello, no comprenden cómo el Tribunal impuso una condena tan "benévola" al yerno del rey y exigen una rectificación. De hecho, llegan a criticar explícitamente que dada la naturaleza de los delitos, que califican como "muy graves, [...] no caben argumentaciones complacientes o exculpatorias".

Por otro lado, el informe coincide con la sentencia judicial que exculpó a la Infanta Cristina e incluso llega a pedir al Tribunal Supremo que aclare que nunca debió ser juzgada como acusada como cooperadora en sus dos delitos fiscales. Y afirman que jamás se debió de aceptar la legitimidad de Manos Limpias como acusación.

El diario El Mundo afirma que el Ministerio Público tiene la intención de usar estos informes para recurrir la sentencia de la Audiencia de Palma, con un recurso definitivo a presentar ante el Tribunal Supremo.

La sentencia no fue justa

La Infanta Cristina fue absuelta y su marido condenado a seis años de prisión "La Infanta Cristina fue absuelta y su marido condenado a seis años de prisión"

Esa es la opinión que manejan los fiscales del Alto Tribunal cuando afirman que la sentencia no permitió que Urdangarín devolviese todo lo que robó. En este caso, consideran que todo el dinero público del que se benefició tuvo un destino ilícito y piden la devolución de los 2,6 millones que le proporcionó el presidente Jaume Matas, así como los 3,5 millones que le cedió la Generalitat Valenciana de Camps y los 114.000 euros que le brindó el Ayuntamiento de Madrid.

Al parecer, la multa que recibió no incluía todo el dinero que el yerno del rey gastó en sus "foros". Sin embargo, la Fiscalía considera que la cantidad fue en realidad mínima y que el motivo por el que se celebraron tales eventos era completamente ilícito. Por ello, aboga porque devuelva el dinero de forma completa, ya que en ningún caso ve justificado el gasto de las instituciones y considera que todo era una vía para desfalcar dinero público.

Por otro lado, tampoco comprenden porque no recibió la condena de sus delitos en el tipo agravado, teniendo en cuenta que, a su juicio, Urdangarín actuaba con una voluntad maliciosa y que priorizó en todo momento el interés particular sobre el social en el manejo de fondos públicos.

Señala para ello, que el duque de Palma fijara conciertos con políticos del PP para beneficiar al Instituto Nóos, que él dirigía o que él mismo fijara los precios de todos los elementos que se realizaban en sus actos.

Además de todo ello, piden que se sumen los delitos de fraude a la administración a las acusaciones por las que ya ha sido condenado el duque de Palma, ya que consideran que la gestión de sus famosos foros fue completamente irregular.

De esta forma, la pena de prisión que podrían terminar solicitando podría alcanzar los 19 años y medio, tal y como pidieron los fiscales Pedro Horrach y Ana Lamas durante el juicio. Los argumentos que ahora se emplean son muy similares a los de Horrach y Lamas en su momento.

La Infanta, absuelta

El informe de la Fiscalía afirma que la Infanta Cristina jamás se tendría que haber sentado en el banquillo de los acusados "El informe de la Fiscalía afirma que la Infanta Cristina jamás se tendría que haber sentado en el banquillo de los acusados"

Por otro lado, consideran que la Justicia jamás tendría que haber colocado a la Infanta Cristina en el banquillo de acusados y que tan solo tendría que haber sido juzgada como partícipe a título lucrativo. Argumentan esta decisión en que, además, Manos Limpias no contaba con la legitimidad suficiente para llevar a cabo dicha acusación.

El sindicato fue objeto de polémica por, supuestamente, chantajear a varios personajes públicos con evitar demandas sobre ciertos asuntos (algunos, al parecer, inventados) a cambio de recibir una compensación económica.

Por todo ello, los fiscales piden ahora que se reescriba la sentencia y que se eludan en todo momento cualquier referencia explícita a la Infanta Cristina, con el fin de que no quede constancia de lo que sucedió.

En su momento, Manos Limpias la señaló porque aparecía como dueña al 50% de la sociedad instrumental Aizoon, a la que se desviaron los fondos públicos del Instituto Nóos para gastos particulares del matrimonio. En la sociedad investigada, Cristina figuraba además como secretaria del Consejo de Administración, aunque la Justicia la ha absuelto de cualquier tipo de responsabilidad penal.

Mientras se decide reabrir el caso, Urdangarín permanece en su residencia de Suiza, donde únicamente tiene la obligación de acudir a un tribunal a firmar de manera periódica. La Justicia planteó una prisión incondicional y sin fianza, pero finalmente no lo estimó oportuno y le dejó vivir en el extranjero sin ningún tipo de restricción. Tan solo, se limitó a depositar 200.000 euros. Habrá que esperar para comprobar si la decisión de los fiscales del Alto Tribunal propera o queda archivada.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados