Buscar
Usuario

Vida

Una estudiante china finge ser de la alta sociedad y pasa un mes con un estilo de vida de lujo sin pagar nada

"Aunque soy pobre, pude entrar en el mundo de los ricos y obtener sus cosas gratis", ha asegurado Zou Yaqi.

Una estudiante china finge ser de la alta sociedad y pasa un mes con un estilo de vida de lujo sin pagar nada Una estudiante china finge ser de la alta sociedad y pasa un mes con un estilo de vida de lujo sin pagar nada

Foto: RRSS

Zou Yaqi, una estudiante china de 23 años, ha pasado tres semanas del mes de mayo de 2021 en Pekín llevando un estilo de vida lujoso sin gastar absolutamente nada. La joven fingió pertenecer a la alta sociedad usando ropa de apariencia cara, además de joyas y un bolso de la marca Hermès falso.

"Aunque soy pobre, pude entrar en el mundo de los ricos y obtener sus cosas gratis", ha asegurado Zou en una entrevista reciente con Sixth Tone. "Quería romper las reglas", ha añadido sobre su particular experiencia.

La joven vivió una vida de auténtico lujo durante 21 días. Comió gratis en restaurantes, bebió vino en eventos exclusivos, durmió en sofás de los vestíbulos de hoteles de cinco estrellas, llegó a probar exclusivas joyas en subastas y utilizó Ikea como oficina.

Varios meses de preparación

Para lograr su objetivo, Zou empezó a prepararse en enero y visitó varios establecimientos con el objetivo de hacer un listado de los lugares en los que podía encontrar alimentación y alojamiento gratis. La joven grabó su experiencia en vídeo y lo convirtió en un proyecto que presentó en junio en la Academia Central de Bellas Artes de Pekín.

Durante su aventura de 21 días, muestra cómo se dirigió a la sala VIP de un aeropuerto, donde entró sin ningún problema enseñando un pasaporte falso que no fue revisado. El boleto solo permitía permanecer 3 horas allí, pero se quedó durante varias noches, donde comió y durmió gratis.

Para seguir con su vida de millonaria y ayudarla en los siguientes pasos de su misión, entró a una conocida tienda. Allí, logró convencer a los trabajadores para que le regalasen un bolso de importe elevado que le permitió seguir con su estrategia.

La joven, además de acceder a exclusivos hoteles de lujo de cinco estrellas, también pudo acceder a los baños de las instalaciones, donde se aseó y pudo incluso disfrutar de las saunas que están destinadas para los huéspedes de manera exclusiva.

También se dio el lujo de participar en todo tipo de eventos, en los que probó varios vinos caros, degustó todo tipo de comida, se probó joyas y vestidos, entre otras experiencias. La última noche terminó en un hotel lujoso.

"Soy más cautelosa y casual en la vida diaria, pero tenía que presentar una imagen elegante, altiva y segura de mí misma. Al principio me sentía muy nerviosa porque pensé que se darían cuenta, pero luego fui acostumbrándome. Me sentía sucia por dentro, pero por fuera una chica bella y millonaria. Así me veían", ha relatado a Sixth Tone.

Además, también subió algunos vídeo a las redes sociales y se presentó en varias ocasiones en la popular red china Weibo con el objetivo de hablar sobre su experiencia y responder al debate sobre la desigualdad económica que originó su publicación.

Artículos recomendados

Comentarios