Arranca el Día del Soltero en China: el capitalismo se instala definitivamente en el país

Arranca el Día del Soltero en China: el capitalismo se instala definitivamente en el país

El 11 del 11 se celebra el Día del Soltero en China, que este año ha arrancado con una gran gala en la que han participado Daniel Craig y Kevin Spacey, entre otras estrellas.

Noticias David Carro David Carro 11 Noviembre 2015 09:10

Que el comunismo chino más puro ha quedado atrás es algo de lo que se viene hablando desde hace tiempo. La sociedad de China de hoy en día hace turismo, sale al extranjero, va de compras y dedica mucho más tiempo al ocio que sus antepasados. Sigue habiendo grandes desigualdades entre ricos y pobres, pero ya se ha forjado una creciente clase media animada al consumo por el propio gobierno, que, como ya vimos cuando se abolió la prohibición del hijo único (para permitir tener dos), quiere evolucionar hacia una sociedad de consumo que no dependa tanto de las exportaciones internacionales.

Estadio Cubo de Agua, donde se ha dado el pistoletazo de salida al Día del Soltero 2015 "Estadio Cubo de Agua, donde se ha dado el pistoletazo de salida al Día del Soltero 2015"

El máximo exponente del nuevo rumbo del gigante asiático es el Día del Soltero, que se celebra cada año el 11 de noviembre, es decir, el 11 del 11, porque estar soltero no significa tener una pareja de dos ni un trío de tres, sino estar 'uno' solo. Su origen se remonta a los años 90 en las universidades de Nanjing y era una ocasión para celebrar el hecho de estar soltero y disfrutar de las fiestas y la libertad que eso da. Es decir, una especie de día antagónico a San Valentín. 

Sin embargo, en 2009 Alibaba, el equivalente chino de Amazon, decidió inventar su propio Black Friday y el Día del Soltero fue la fecha elegida. Así pues, se reconvirtió en un día para satisfacer los deseos más consumistas e hincharse a hacer compras, y en 2015 parecen haber superado todas las expectativas con una serie de iniciativas que recopilamos a continuación. ¡Qué diría Mao de todo esto!

1 Una gala televisada en un estadio olímpico

Por primera vez, anoche Alibaba celebró una gran gala televisada en el estadio olímpico Cubo de Agua de Pekín, donde durante más de tres horas culminó una espectacular cuenta atrás animada por estrellas chinas y de todo el mundo, que animaron a los chinos a realizar sus compras. Uno de ellos fue el cantante Adam Lambert, famoso tras su paso por 'American Idol'. El escenario se situaba sobre la piscina del pabellón en la que se celebraron las pruebas de natación en los Juegos Olímpicos de 2008.

2 Daniel Craig apareció en el escenario

Daniel Craig junto al fundado de Alibaba "Daniel Craig junto al fundado de Alibaba"

En la gala también intervinieron dos actores internacionales de renombre, siendo Daniel Craig el primero de ellos. El último actor en interpretar a James Bond estuvo sobre el escenario con Jack Ma, CEO y fundador de Alibaba, quien aprovechó que el americano se encontraba promocionando 'Spectre' en el país.

3 Kevin Spacey ('House of Cards') mandó un mensaje

Por su parte, Kevin Spacey intervino en forma de vídeo en el que se dirigía a los consumidores chinos interpretando su papel de Presidente de EEUU en 'House of Cards'. ¡Utilizar una figura política estadounidense (aunque sea ficción, bandera y símbolos presidenciales figuraban en el vídeo) para promocionar algo en China! Definitivamente, este no es el mundo que habíamos conocido. Y es que la serie de Netflix es todo un éxito en el gigante asiático y hasta el presidente Xi Jinping bromeó sobre la ficción en su visita a EEUU en septiembre.

En el vídeo, Spacey anima a los usuarios a comprarse un teléfono móvil, unos caramelos presidenciales o incluso un escritorio como el del despacho oval. De hecho, se lamenta no poder formar parte del acontecimiento.

4 El Día del Soltero más internacional

La presencia de Daniel Craig y Kevin Spacey no es casual, ya que este año se ha intentado dar una proyección más internacional al Día del Soltero. De entre las más de 50.000 marcas que ofrecerán rebajas a los compradores online, 5.000 no son chinas, ya que se ha invitado a firmas como Nike, Apple e incluso la española Zara a formar parte de la mayor fiesta del consumo de China.

5 Un marcador gigante lleva la cuenta del dinero gastado

Con el fin de animar a los consumidores chinos a gastar y comprarse todo lo que les apetezca, se ha instalado un gran marcador en el estadio Cubo de Agua que lleva la cuenta de las ventas a tiempo real. Está claro que incentivar a los usuarios "al más difícil todavía" es algo que funciona en China, dadas las espectaculares cifras que se están manejando ya, antes de que el día haya concluido. 

6 Récords de ventas

Gala de televisión, estrellas nacionales e internacionales... toda esta gran campaña de marketing tenía que dar sus resultados. El marketplace esperaba batir el récord de 9.300 millones de dólares gastados en 2014, y lo ha logrado transcurridas tan solo 12 horas, la mitad de la celebración. En tan solo ocho minutos ya habían superado el primer billón de dólares y, en 90 minutos, los 5.000 millones.

Actualizado: El Singles Day de 2015 ha logrado superarse en un 60%, con 14.300 millones de dólares gastados en Alibaba en estas 24 horas. Como no podía ser de otra forma, Jack Ma se ha mostrado muy satisfecho, e incluso ha celebrado el resultado como una buena noticia a nivel nacional y mundial.

Un marcador lleva la cuenta de las ventas "Un marcador lleva la cuenta de las ventas"

Está claro que China ha dejado atrás aquellos días en los que hacer más compras de las absolutamente necesarias era un capricho para aburguesados y se ha sumergido de lleno en la cultural del consumo y el espectáculo. La sociedad todavía vive un capitalismo juvenil, en el que gastar es motivo de celebración y hasta se establecen metas de ventas. Batir un récord de gasto es un orgullo incluso para los consumidores, al menos por el momento.

Lo más seguro es que con el tiempo estos mensajes tan agresivos acaben enmascarándose en consignas más sutiles y estas actitudes acaben evolucionando hacia posturas críticas, al menos en una parte de los ciudadanos del país, de modo que el consumo deje de lado el espectáculo para irse racionalizando poco a poco. O quizás esto nunca ocurra y muy pronto superen imágenes como las de las colas del Primark de Gran Vía.

Comentarios