Azafatas chinas obligadas a meterse en los compartimentos de equipaje

Azafatas chinas obligadas a meterse en los compartimentos de equipaje

Se descubren casos de bullying de la compañía china Kunming Airlines con novatadas que consistían en meter a las azafatas en los maleteros del avión.

Noticias David Carro David Carro 14 Octubre 2015 12:40

Imagina que vas a dejar tu maleta de mano en el avión y ¡sorpresa! Te encuentras a una azafata tumbada en el compartimento de equipajes dispuesta a ayudarte. El gremio de las azafatas de vuelo no descansa. Tras el escándalo de la azafata que se prostituía con pasajeros en los baños del avión y llegó a ganar casi 900.000 euros, se ha descubierto un caso de bullying entre la tripulación de la compañía Kunming Airlines.

Azafata tumbada en el compartimento de equipaje (Fuente: South China Morning Post) "Azafata tumbada en el compartimento de equipaje (Fuente: South China Morning Post)"

Al parecer, cuando las azafatas habían trabajado entre 30 y 50 horas para la aerolínea eran sometidas a una novatada bastante humillante: tenían que tumbarse en los compartimentos superiores de equipaje de la cabina del avión, para recogijo del resto de tripulantes. 

Este escándalo de bullying ha salido a la luz después de que dos fotografías hayan sido difundidas por la red social WeChat, tal y como informa el periódico hongkonés South China Morning Post. En una de las fotografías se puede ver a una de las azafatas de Kunming Airlines tumbada en un maletero del avión y, en la otra, a la azafata tapándose la cara con las manos mientras uno de los comandantes posa junto a ella alegremente.

Un comandante posa junto a la azafata que sufre bullying (Fuente: South China Morning Post) "Un comandante posa junto a la azafata que sufre bullying (Fuente: South China Morning Post)"

Kunming Airlines lo niega

La aerolínea ha negado tener constancia de este tipo de novatadas y ha comunicado que nunca ha recibido quejas de la tripulación al respecto, a la vez que ha prometido evitar que se repitan en el futuro.

En unas declaraciones menos afortunadas, han intentado tranquilizar a la opinión pública diciendo que las novatadas se produjeron siempre después de que el equipo hubiese terminado su servicio y que la seguridad de los pasajeros nunca se vio comprometida. Solo faltaba que las azafatas hubiesen estado ahí metidas durante el vuelo, vamos. Una manera de quitar hierro a un asunto bastante grave, a pesar de la innegable comicidad de la ocurrencia.

Comentarios