Destrozaron la bandera LGTB de esta pareja, así que sus 40 vecinos las pusieron en sus propias casas

Destrozaron la bandera LGTB de esta pareja, así que sus 40 vecinos las pusieron en sus propias casas

Lauri y Cari Ryding se sorprendieron cuando vieron que su casa fue el objetivo de un acto vandálico por ser lesbianas. Sus vecinos respondieron a la homofobia colgando 40 banderas LGTB de sus casas.

Noticias Manu Barrena Manu Barrena 25 Agosto 2016 17:30

A pesar de estar en 2016, la homofobia parece estar en los rincones más insospechados de la sociedad. En países del tercer mundo o en vías de desarrollo se sigue discriminando o incluso asesinando a personas LGTB pero en los países denominados del primer mundo aún ocurren actos igual de denunciables que muestran que todavía no se ha conseguido la verdadera igualdad. No obstante, algunos gestos nos devuelven la fe en el ser humano y hacen ver que, poco a poco, la sociedad es cada vez más tolerante.

Eso es lo que le pasó a una pareja de lesbianas en un barrio del pueblo de Natick, en Massachusetts (EEUU). Cari Ryding lleva viviendo en su vecindario desde hace 23 años, cuando se mudó con su ex marido. Tras cuidar a sus hijos y separarse de su pareja, conoció a Lauri, que se mudó con ella en 2012. Ambas colgaron la bandera LGTB en la puerta de su casa para mostrar su apoyo tras la masacre de Orlando que acabó con la vida de 49 personas en un club gay.

Cari y Lauri (Facebook) "Cari y Lauri (Facebook)"

La pareja se fue de vacaciones y al volver encontró que la bandera había desaparecido y su casa había sido escenario de un acto vandálico en la que habían tirado huevos sobre la fachada. Ambas, aunque en mayor medida Cari, se vieron sorprendidas por los hechos ya que los vecinos siempre las habían tratado bien y se habían sentido muy arropadas. La homofobia a raíz de este hecho les sorprendió y decepcionó al mismo tiempo.

Por suerte, a los días se dieron cuenta de que la opinión que tenían sobre sus vecinos no estaba equivocada. Uno a uno, sus 40 vecinos empezaron a colgar la bandera LGTB para mostrar apoyo al vandalismo que habían sufrido. Pero estas banderas no aparecieron solas. Todo se debe al pequeño gesto que hicieron un grupo de niños que contactaron con Rainbow Peace Flag, una organización de la zona que regala banderas LGTB. En unas horas, los niños entregaron las 40 banderas a los vecinos que no dudaron ni un momento en colgarla de sus jardines, puertas y ventanas. Tras entregar todas, los niños les dieron la última bandera a Lauri y Cari.

Una de las banderas que los vecinos colgaron "Una de las banderas que los vecinos colgaron"

"Durante los 23 años que he vivido aquí he sabido de sobra lo increíbles que son estas personas, pero hoy, si conduces por nuestro barrio, verás 40 banderas en solidaridad por el mensaje de igualdad, diversidad y conexión humana", escribió Cari en su perfil de Facebook como agradecimiento. "Pasó rapidísimo. Todo el vecindario decía 'Consígueme una bandera. Cógeme una'. Si con ello podemos parar el odio que haya ahí fuera, creo que es importante", respondió un vecino al periódico The Boston Globe. La pareja dudaba en mudarse después del acto vandálico pero ahora lo tienen claro: "El amor gana. Nosotras ganamos".

Comentarios