Buscar
Usuario

Política

Cómo se regula el cambio de sexo legal de las personas trans en el resto de países de Europa

La libre autodeterminación de género es algo que reclama el colectivo de personas trans, que se ven obligadas a pasar por procedimientos invasivos.

Cómo se regula el cambio de sexo legal de las personas trans en el resto de países de Europa

Foto: Cordon Press

La Ley Trans sigue formando parte del debate público a día de hoy, a pesar que muchas personas del colectivo denuncian lo injusto que es que se genere debate sobre su realidad y sobre su identidad, casi siempre a través de cuestiones patologizantes. Por si esto fuera poco, desde los sectores que se oponen a esta ley, se ha llegado a negar cualquier derecho a las personas trans (ni si quiera los recogidos en la ley de 2007), con el consiguiente daño para la salud mental de este colectivo vulnerable.

El pasado 1 de marzo, Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, volvió a hacer un segundo bloqueo a la Ley Trans, alegando que aún no estaba preparada. A pesar de que se refiriese a que esta ley no estaba preparada, diversas personas critican que quien no está preparada para el progreso es ella, dado su rechazo al concepto de la libre autodeterminación de género, piedra angular de la nueva ley que prepara el Ministerio de Igualdad y al que se oponen algunos sectores.

Antes del bloque, la socialista ya comentaba que no le parecía bien que esto se hiciese mediante "la mera voluntad o el deseo". Teniendo en cuenta que la autodeterminación no es una "mera voluntad", sino una necesidad, ya hay programada una huelga indefinida de hambre que empezará el 18 de marzo si la Ley Trans no llega al Congreso.

Lo cierto es que la autodeterminación no es un concepto nuevo, sino que ya se tramita en otros países de Europa, como lo es Dinamarca o Irlanda. En otros países, en lugar de hacerlo mediante la autodeterminación, se hace a través de otros procedimientos. Atendiendo a los derechos de las personas trans, estas son las diferentes formas en las que se gestiona el cambio de sexo legal en diferentes países de Europa.

Manifestación por la Ley Trans en Madrid "Manifestación por la Ley Trans en Madrid"

1 Mediante diagnósticos médicos o intervención quirúrgica

Aquí están España, Alemania, Reino Unido, Italia, Austria, Finlandia y Rumanía. Este procedimiento es el más criticado por el colectivo de personas trans, que denuncian una patologización por parte de las instituciones.

Por una parte, la ley 3/2007, promovida por el PSOE, atendía a que debía ser un psicólogo quien verificase esto, además de pasar dos años por un proceso de hormonación. Esto es un ataque directo a aquellas personas trans que, por decisión propia o por razones médicas, no toman hormonas y que, por tanto, se ven obligadas a hacerlo si desean hacer el cambio legal de sexo.

Lo mismo hace Reino Unido, que pide un informe médico de disforia de género, o Alemania y Austria, que hacen lo mismo, alegando a que deben verificar que este cambio de sexo será para toda la vida (otra señal de la transfobia estructural e institucional que sigue latente a día de hoy).

En cuanto al resto de países, la situación es incluso peor. Por ejemplo, en el caso de Italia las condiciones no son del todo claras, pero se menciona una modificación genital previa y un permiso judicial para hacer este cambio. En el caso de Finlandia, se pide que la persona sea infértil o que pase por un proceso de esterilización. Por último, en el caso de Rumanía, se ha llegado a solicitar la respectiva intervención quirúrgica.

En resumen, esto es algo que denuncia este colectivo, que se avance a nivel social y se despatologicen a las personas trans, que se ven obligadas a pasar por procesos muy invasivos para cambiar su sexo en el ámbito institucional

2 Mediante un procedimiento judicial

Dos países pertenecen a este grupo: Francia y Grecia. Por una parte, desde 2016 se decidió en Francia que las personas no tenían que pasar por un proceso de tratamiento quirúrgico u hormonal para ello, pero, en cambio, las personas trans sí se ven obligadas a demostrar a un juez una serie de pruebas para que se le conceda el cambio de sexo, tales como un previo cambio de nombre o haber salido del armario en su entorno. Esto también es una intromisión a la intimidad de cada persona.

Grecia no difiere mucho de Francia, dado que también deben hacer un procedimiento judicial para lograr la tramitación del cambio de sexo, presentando la solicitud presencialmente y declarando su voluntad. En el caso de que la persona solicitante tenga 15 o 16 años, necesitan un informe médico por parte de un psicólogo, psiquiatra o cirujano, entre otras personalidades sanitarias. En cambio, si el menor tiene 17 años, bastaría con el consentimiento paternal.

3 Autodeterminación de género

Son varios los países europeos que han optado por esta autodeterminación de género, por diversas razones. La primera de ellas es la despatologización y estigmatización de las personas trans y, otra, evitar el estrés y los traumas innecesarios de un proceso judicial tan invasivo y dañino a nivel mental. En Dinamarca, por ejemplo, bastaría con un documento donde se manifieste la pertenencia a un género distinto al asignado de nacimiento. Aunque, también es cierto que, no solamente se debe ser mayor de edad, sino que debe volverse a enviar otro documento pasados seis meses para confirmar que ha habido una reflexión y que, efectivamente, quiere que se le asigne el cambio de sexo.

Malta establece un procedimiento parecido y añade, para evitar la invasión a la intimidad de las personas trans, que no están obligadas a "presentar prueba de procedimiento quirúrgico, terapias hormonales o cualquier otro tratamiento psiquiátrico, psicológico o médico". Además, este país introdujo la posibilidad de que en el documento de identidad no apareciese el sexo de la persona. En el caso de Luxemburgo e Irlanda pasa más o menos lo mismo, con ligeras diferencias, pero por lo general bastaría con reunir una serie de declaraciones que corroboren esta petición.

Por último, en el caso de Portugal y Bélgica también se aprueba esta autodeterminación de género, pero sí es cierto que hay ciertas variaciones en las personas menores de edad. En ambos casos, debe haber un documento psiquiátrico que confirme esto.

Artículos recomendados

Comentarios