Las claves sobre el enfrentamiento en Podemos

Las claves sobre el enfrentamiento en Podemos

Errejonistas, pablistas, anticapitalistas... ¿Qué defiende cada uno?

Política Adrián Parrondo Adrián Parrondo 01 Febrero 2017 09:49

A pocos días de la celebración del polémico congreso "Vistalegre II" que tendrá lugar los próximos 10, 11 y 12 de febrero, se recrudece la pugna entre pablistas y errejonistas para elegir la nueva hoja de ruta que el partido llevará a cabo una vez ha conseguido consolidarse tanto política como institucionalmente. Pero... en esta pugna de ideas... ¿Qué piensa cada uno?

1 Errejonistas

El 'número dos' de Podemos, Íñigo Errejón "El 'número dos' de Podemos, Íñigo Errejón"

Algunos lo han considerado como el sector moderado de la formación, el sector institucional. Lo cierto es que las tesis de Iñigo Errejón pasan por transformar el partido, sin olvidar los orígenes, en una estructura más clásica, capaz de manejarse en el Congreso como un actor principal y empleando la aritmétrica parlamentaria con el fin de sacar hacia adelante aquellas propuestas que consideren oportunas. En su opinión, de esta forma, podría tener un hueco después de que PSOE y Ciudadanos hayan sido decisivos para el actual gobierno del Partido Popular. Sería el "gobernar desde la oposición", tan defendido por el sector que se levantó contra Pedro Sánchez en el seno del Partido Socialista.

2 Pablistas

El secretario general, Pablo Iglesias, junto a la representante en la cámara andaluza, Teresa Rodríguez "El secretario general, Pablo Iglesias, junto a la representante en la cámara andaluza, Teresa Rodríguez"

En el caso de los pablistas, la actual división de fuerzas en el Congreso es decisiva. Pablo Iglesias prefiere optar por aprovechar el único espacio de oposición que le ha brindado el PSOE tras la polémica abstención que permitió un gobierno de Mariano Rajoy. En este caso, los pablistas creen que su forma de conseguir un hueco viene de mantener sus orígenes, más cercanos al movimiento social que a la estructura clásica de partido. Además, no descarta, como los errejonistas, el empleo de la aritmétrica de partido a la hora de alcanzar pactos en acuerdos puntuales, pero también se muestran mucho más reticentes. Entre ello estaría el mantenimiento del discurso de la "casta", más fácil tras la abstención del PSOE.

Uno de los puntos de división fue el intento de alcanzar, tras las primeras elecciones, un acuerdo similar al firmado con el PSOE en Valencia, el llamado "Pacto del Botánic". Algunos reprocharon por entonces la postura del secretario general, "una muestra de arrogancia" en palabras de los errejonistas; algo que, sin embargo, para los pablistas, "fue una necesaria muestra de fuerza" tras los resultados obtenidos en sus primeras elecciones al Congreso. Finalmente no hubo capacidad para llegar a ningún acuerdo por parte de los dos partidos.

Es importante señalar que, a falta de Íñigo Errejón, el sector de Pablo Iglesias cuenta con el apoyo del resto de fundadores de Podemos, aunque últimamente Carolina Bescansa ha mostrado sus reticencias por el tipo de disputas y el desarrollo de éstas puesto que, a su juicio, están debilitando a Podemos en vez de consolidarlo. Bescansa no descarta presentar una candidatura propia, aunque tiene poco tiempo para realizar una campaña efectiva.

3 Anticapitalistas

Teresa Rodríguez votando junto al alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi' "Teresa Rodríguez votando junto al alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi'"

El tercer sector en discordia es el de Anticapitalistas. Según los resultados de las últimas votaciones, al menos un 10% de los simpatizantes del partido les apoyarían. Este sector está liderado por el eurodiputado Miguel Urbán, pero a él también pertenecen otros miembros destacados como la representante en la Cámara andaluza, Teresa Rodríguez, o el alcalde de Cádiz, José María González "Kichi".

Tradicionalmente este sector se ha aliado con los pablistas, con los que comparte la mayoría de sus posturas. A Pablo Iglesias le interesa, ya que con ellos se asegura la victoria sobre el sector de Íñigo Errejón en cualquier iniciativa -puesto que por el momento ambos bandos se encuentran muy igualados-. Uno de esos gestos de materializó en Madrid, cuando la lista "pablista" de Ramón Espinar ganó sobre la de Rita Maestre y se relevó al portavoz en el Parlamento regional, el errejonista José Manuel López. El cambio, no recayó precisamente sobre el propio Espinar, también diputado, sino sobre Lorena Ruíz Huerta, de anticapitalistas y que ahora será la cara más visible de la formación en la Cámara. Todo un guiño a este sector en plena "guerrilla" entre ambos bandos en la que no faltó acusaciones de "vieja política" y un escándalo de supuesta especulación inmobiliaria contra Ramón Espinar.

Sin embargo, los anticapitalistas no han dudado en hacer una muestra de fuerza aliándose con el sector errejonista, por ejemplo, para limitar la capacidad de mandato con la que cuenta actualmente la figura del Secretario General.

Dos asuntos decisivos

Íñigo Errejón, junto con el exportavoz en la Asamblea de Madrid, José Manuel López y la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre "Íñigo Errejón, junto con el exportavoz en la Asamblea de Madrid, José Manuel López y la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre"

Uno de los asuntos por el que más quejas han mostrado los errejonistas ha sido, precisamente, sobre la capacidad de mandato con que actualmente cuenta el Secretario General, Pablo iglesias. Según los actuales estatutos, Iglesias tiene la capacidad de convocar a consulta a las bases de manera directa y sin contar con el apoyo del Consejo Ciudadano. Este órgano corresponde a prácticamente toda la cúpula de Podemos, donde se encuentran personalidades con experiencia en diversos ámbitos y que, poco a poco, ha ido controlando de manera mayoritaria el sector errejonista. Por ello, según le han acusado, el Secretario General está quitando funciones a este órgano y atribuyéndoselas a sí mismo.

Este conflicto sobre el reparto de poder, ha llevado al socio tradicional de Iglesias, los anticapitalistas, a aliarse con Íñigo Errejón. Según asegura el número uno de Podemos, cambiar el actual sistema implicaría burocratizar el partido y someterlo a la influencia que en él tengan las diversas familias. Su oposición considera que la consulta a la militancia debe ser consensuada entre más personas que la única figura del Secretario General.

Otra de las disputas, la relacionada con una posible fusión definitiva entre Podemos e Izquierda Unida -que ya se materializó en las últimas elecciones generales- parece estar resuelta. Los pablistas plantearon la posibilidad de unir ambos partidos, algo que los errejonistas rechazaron de plano por el simple hecho de que les alejaría de las mayorías. Tradicionalmente las elecciones se han ganado desde el centro político y Errejón defiende esta tesis. Pablo Iglesias ha cedido y finalmente dificultará la posibilidad de una fusión definitiva con la formación de Alberto Garzón.

Unas primarias que decidirán el rumbo de Podemos

Podemos necesita elegir su rumbo una vez se ha consolidado política e institucionalmente "Podemos necesita elegir su rumbo una vez se ha consolidado política e institucionalmente"

Por el momento, Errejón ha asegurado que no presentará candidatura en el caso de que se pueda hallar un gran consenso entre ambos sectores del partido. Bescansa, por su parte, se ha mostrado dispuesta a organizar una vía alternativa si el debate entre Errejón e Iglesias "no madura" y no excluye a otros sectores del partido que actualmente no se han pronunciado o no han contado con tanta fuerza mediática. Sin embargo, tendría difícil presentar una lista propia con tan poco tiempo y con dos rivales con tanto apoyo -contando además con la tercera vía de anticapitalistas, que tendrá su propia candidatura y recogerá el descontento hacia ambos líderes-.

Por último, desde el PSOE se han mostrado partidarios de Errejón. Soraya Rodríguez llegó a mostrar la voluntad de su partido a la hora de llegar a acuerdos con Podemos si Errejón fuese el Secretario General de la formación morada.

Mientras tanto, tendremos que esperar hasta la segunda semana de febrero, cuando comenzará definitivamente el Congreso 'Vistalegre II' en el que se definirá el futuro rumbo de Podemos.

Comentarios