5 datos históricos salidos de la primera semifinal de Eurovisión 2018

5 datos históricos salidos de la primera semifinal de Eurovisión 2018

'La semifinal de la muerte' dejó algunos hechos que nunca habían sucedido en la historia del festival.

El que avisa no es traidor, y ya os contamos que la primera semifinal de 'Eurovisión 2018' era considerada por muchos como la más competitiva con mayor nivel de la historia del festival (desde que se implantaran las semifinales en el año 2004). En los países clasificados, no hubo excesivas sorpresas, quedando una noche donde la música fue la protagonista y los diez billetes para la final del sábado fueron repartidos con cierto acierto. Sin embargo, la noche en el Altice Arena supuso una gran ocasión para acabar con récords, años de sequía de alguna delegación, o incluso llegar a algún momento histórico.

Aún sin saber quien fue el ganador y cómo fue la clasificación (no se conoce hasta que el festival ha acabado a fin de no desestabilizar a las naciones de cara a la final), la noche fue de Chipre y Eleni Foureira. La gran favorita en apuestas, que perdiera el primer puesto casualmente ante Noruega, demostró que su 'Fuego' está acompasado, bien trabajado, con una puesta en escena de infarto y una energía que recuerda a las grandes de la música pop. Si la cara fue Eleni, la cruz pudo ser Netta Barzilai, la que pasada de revoluciones no sorprendió en exceso con 'Toy', llegando a afixiarse casi al final de la canción. 

Si Israel no acabó contenta, menos tuvieron que estarlo Grecia y Bélgica, dos favoritas para pasar, que incluso jugueteaban con el top-10 final semanas antes del festival, y a las que la llegada a Lisboa les ha dejado fuera de la final. Yianna Terzi por su puesta en escena austera, y Sennek por sus problemas vocales en tonos altos, han visto truncada su participación en Eurovisión al ver como otras propuestas que venían de tapadas como Lituania o Albania han conseguido una plaza más que merecida en la Gran Final.

Pero bien, ahora es momento de repasar cinco hechos estadísticos de la final que podrán ser recordados durante años. La calculadora nunca miente, y ayer fue noche de récords en el Parque de las Naciones:

1 Azerbaiyán fuera por primera vez

Azerbaiyán verá al final por la tele por primera vez "Azerbaiyán verá al final por la tele por primera vez"

Azerbaiyán es un país con una corta historia en el Festival de Eurovisión, pero muy exitosa. Apareciendo en escena desde 2008, nunca se había quedado fuera de la final del festival, llegando a ganarlo en 2011 con Eli & Nikki, o venciendo en una semifinal el año después con Farid Mammadov. Cinco top-5 de diez apariciones es un dato escandaloso, que ayer se vio truncado.

Y es que Aisel y su 'X My Heart' no convenció ni a jurados ni al televoto europeo, lo que provocó que se quedara fuera de la final por primera vez en su historia. La apuesta por una canción festivalera genérica en una voz talentosa como la de Aisel, parecía la vía más fácil para que Azerbaiyán siguiera con su ritmo triunfante, pero finalmente, el hecho de ser tan genérico le penalizó. La intérprete tampoco tuvo su mejor noche vocalmente hablando, y por primera vez desde Baku verán la gala del sábado sin su país dentro.

2 Segunda vez en la historia que Grecia no llega a la final

La sencillez penalizó a Grecia "La sencillez penalizó a Grecia"

Si Azerbaiyán tenía una trayectoria reciente en el festival, no podemos decir lo mismo de Grecia, la que lleva en escena desde 1974. Si bien ha habido años (pocos) donde no ha participado, o incluso se han retirado antes de tiempo, solo se quedaron fuera de una final por la decisión de público y televoto en 2016. Argo, con 'Uthopian Land', quedaba último de su semifinal, siendo la primera vez que la ERT probaba esas mieles.

Ayer, volvió a suceder. Yianna Terzi traía a Lisboa un temazo étnico que los griegos no supieron adornar de puesta en escena. Muy sola en el escenario, además su versión en directo la dejaba sin tonos altos por dificultad vocal de la intérprete, quedándose en unos falsetes que afeaban la canción. Al final, la austeridad se paga, y Grecia no tiene billete para el sábado.

3 Segunda vez que República Checa llega a la final

Josef se mostró completamente recuperado de su lesión "Josef se mostró completamente recuperado de su lesión"

La República Checa es el país con peor palmarés de toda la Eurovisión. Con aparición desde 2007, sus tres primeros años dejaron un cero en una semifinal y dos últimos puestos, por lo que abandonaban esto del festival entre 2010 y 2014. A su vuelta, ya en 2016 el 'I Stand' de Gabriela Guncikova les daba su primer pase a la final. El año pasado Martina Barta volvía a quedarse sin plaza,. Sin embargo, los checos han vuelto este año con Mikolas Josef.

Pasar a la final por Praga es ya historia, y lo mejor es que esto no ha acabado. Pese a alguna molestia por su lesión, Josef cuajó ayer una actuación memorable, carismática y que puso patas arriba el Altice, y llama a la puerta del top-10. El mejor puesto histórico de la televisión checa en el festival es un vigésimo-quinto, por lo cual 'Lie to Me' lo va a pulverizar, para alegría de los tan torturados checos en materia eurovisiva.

4 Se acaba la sequía de Irlanda

Desde 2013 no llegaba Eire a la final "Desde 2013 no llegaba Eire a la final"

Irlanda es el grande de Eurovisión (mientras Suecia lo siga permitiendo). Eire acumula siete victorias en el festival, y nombres como los de Johnny Logan, Linda Martin, Eimeear o Niahm Kavanagh quedan en el recuerdo del festival. Sin embargo, la RTÈ llevaba desde 2013 sin aparecer por la final, un castigo demasiado amplio para el país de la balada en la Eurovisión.

Un país con treinta top-10 en su historia no podía permitirse esto, y desde Malmö no llegaban a la final. Quedando últimos además aquella noche, ahora por fin Ryan O'Shaughnessy ha roto la puerta con 'Together', una balada clásica que por puesta en escena nos lleva  las calles de una nevada Temple Bar añadiendo a su historia musical una de amor de dos chicos por el camino. Una auténtica delicia que entró entre los diez mejores, y que volverá a ondear la bandera tricolor en la noche del sábado en Lisboa.

5 Mejoraron audiencias en España

Eleni Foureira fue la protagonista de la noche "Eleni Foureira fue la protagonista de la noche"

La primera semifinal se vio un tercio más que el año pasado. Pese a boicots por regalar libros y llamadas a apagar la televisión, La 2 de TVE registró ayer una audiencia cercana a los 750.000 espectadores, sumando 250.000 más al medio millón que viera la primera final de Kiev el año pasado. ¿Pasará igual el sábado? Habrá que ir viendo. 

Comentarios