Casi la mitad de los jóvenes españoles asegura tener un 'follamigo'

Casi la mitad de los jóvenes españoles asegura tener un 'follamigo'

Resulta preocupante que el 13% de los entrevistados asegure que utiliza la marcha atrás como "método anticonceptivo".

Tener un follamigo siempre ha sido recurrente en películas, pero como la realidad siempre supera a la ficción no íbamos a ser menos... Y es que según revela la última encuesta de la marca de preservativos Control, realizada a 2.000 chicos y chicas de entre 18 y 35 años, el 45,4% de estos asegura tener un 'follamigo' o 'follamiga'. 

Vamos, que casi la mitad de los jóvenes españoles tiene un amigo o amiga con el que practicar sexo sin compromiso. Además, los encuestados que han afirmado disfrutar de esto de los follamigos también puntualizan que suele ser recurrente cuando no tienen pareja. Mientras que el 30% confiesa haber pedido consejo a sus amistades cuando se iniciaron en el sexo. 

Locos por probar nuevas posturas

Tener un follamigo o una follamiga es más común de lo que crees "Tener un follamigo o una follamiga es más común de lo que crees"

Sin embargo, el 62,6% de los jóvenes encuestados se muestran reacios a compartir sus fantasías sexuales con su grupo de amigos. Dentro de las fantasías nos encontramos el morbo de practicar sexo en sitios públicos (48%), y también podrían estar las posturas. En este sentido el 76,4% quiere probar otras que no sean el misionero, el andrómaca o la cuchara.

Para que el sexo se lleve a cabo alguien tiene que tomar la iniciativa y resulta que sólo el 20% de los jóvenes reconoce dar el primer paso para que ocurra. Todo ello, a pesar de que el 64% considera vital el practicar sexo de manera habitual. 

Muy pocos se fijan primero en el culo

Si preguntamos a alguien qué es en lo primero que se fija cuando le gusta una persona, las respuestas suelen ser: manos, culo, sonrisa y ojos. Y a decir verdad, los encuestados cumplen estos gustos, pues la mayoría se fija en los ojos y en la sonrisa y después ganan quienes se fijan en el culo. 

Un dato preocupante es que el 13% reconoce no utilizar ningún método anticonceptivo a la hora de tener sexo y prefiere hacer la 'marcha atrás'. Y es que no sólo corremos el peligro de tener un embarazo no deseado, sino que además nos exponemos a una enfermedad de transmisión sexual (ETS). En este sentido, el preservativo es utilizado por el 68% de los entrevistados y el 19% afirma que lo usa de forma esporádica. 

Comentarios