Emma Marrone (Eurovisión 2014), víctima de una asquerosa broma sobre abuso sexual en la televisión italiana

Emma Marrone (Eurovisión 2014), víctima de una asquerosa broma sobre abuso sexual en la televisión italiana

Las redes sociales han alzado la voz indignadas ante una broma de cámara oculta que no tenía nada de gracioso.

Televisión Maribel Baena Maribel Baena 03 Mayo 2017 13:00

Cuando alguien dice que no vivimos en una sociedad machista, que las mujeres no se ven sometidas a todo tipo de violencia estructural por el mero hecho de ser mujeres, debería ver estas imágenes antes de continuar con su discurso. Debería ver cómo una cantante italiana ha sido toqueteada, manoseada, vejada y sexualizada contra su voluntad delante de cientos de cámaras de televisión, y ante la visión de millones de personas. Porque las imágenes ya están recorriendo el mundo entero, siendo ella la protagonista sin querer serlo.

'Amici di Maria de Filippi' es un programa italiano  de Canale 5, del grupo Mediaset, que se dedica a descubrir nuevos talentos del mundo de la música, con una gran audiencia en el país. Fue en ese programa donde Emma Marrone, una conocida cantante que representó a su país en la edición de Eurovisión del año 2014, fue acosada por un bailarín durante uno de sus ensayos. Al parecer, todo era una "broma" del programa, que habló con el bailarín en cuestión para que toqueteara y manoseara de una forma bastante lasciva a Marrone, sin que esta supiera nada.

Fue durante un ensayo de la propia actuación cuando tuvo lugar el desagradable acontecimiento. El vídeo completo lo podéis ver a continuación, aunque ya os advertimos que es bastante incómodo y molesto; desde el primer momento se puede ver que la cantante no se siente cómoda con lo que está sucediendo, y aún así el bailarín prosigue.

Entre otros movimientos desagradables, el hombre le toca el culo a Marrone, así como un pecho. Ella trata de apartarle en varias ocasiones, sin que él ceda ni un ápice, y mientras intenta continuar cantando para cumplir con la actuación que tenía por delante. Está claramente incómoda, no le gusta nada la situación, no entiende a qué viene y se siente vejada; no obstante, el hombre no tiene en cuenta esto y continúa con la supuesta broma. Una broma de bastante mal gusto, y que pone en compromiso la integridad física de la mujer.

Marrone está confusa durante ese ensayo, puesto que esa no es la coreografía que habían pactado desde el primer momento. No obstante, pese a todo, ella intenta continuar. El hombre la toca constantemente por el culo, los muslos, los pechos, y acaba besándola en el cuello, mientras ella no puede ocultar su incomodidad. En un momento dado, llega a decirle al hombre que no, que prefiere que baje la intensidad: "un poco menos". Todo con la mayor prudencia del mundo puesto que, pese a sentirse acosada, no quiere montar ningún "numerito" en directo. Ella finalizó apartando al hombre de un empujón, y diciéndole al programa: "No quiero ser una mojigata, pero es que cuando me toca no puedo cantar. ¡Esto no es un baile!".

Se ha normalizado el acoso sexual

El problema no reside únicamente en este acoso sexual (que también), sino en el tratamiento que de él hicieron desde el programa a continuación. Como el ensayo se encontraba grabado, y todo era supuestamente una broma, durante el programa en sí lo emitieron para "hacer reír al público". En ese momento, hasta a la cantante le hizo gracia, pero seguramente más por el hecho de encontrarse expuesta públicamente que por cualquier otro motivo. Al igual que demostró en los ensayos, ella no quería tener ningún problema con nadie en televisión, y es por eso que optó por acallar su malestar y hacer de tripas corazón.

Imagen de la actuación "Imagen de la actuación"

No solo una mujer ha sido toqueteada en contra de su voluntad en plena emisión de un programa televisivo, sino que además este acoso se ha normalizado, se ha tratado como si no fuera más que una broma, pese a no serlo. Porque el acoso sexual tiene poco de gracioso. La incomodidad que esa mujer debió sentir cuando vio cómo un perfecto desconocido la manoseaba delante de un montón de gente, con cámaras grabando, tuvo que ser increíble. No es algo de lo que se deba hacer ningún chiste, no es algo que deba tratarse de esta forma.

Por suerte, el público ha entendido el suceso como lo que realmente es: como un acoso sexual en directo. Italia al completo se ha indignado por esta forma que el programa ha tenido de usar a las mujeres como meros objetos sexuales, por este momento en el que un "no" de una mujer no ha valido absolutamente nada. Porque la mujer dijo que no claramente, y aún así el bailarín continuó, bajo el mandato y el permiso de otros. Aunque lo que más ha indignado a la población es que haya habido medios de comunicación que hayan tildado el baile de "demasiado sexy", tratando de inculpar a la cantante y quitándole importancia al asunto.

Sí, estamos ante una televisión de entretenimiento, pero incluso esta debería tener un límite. Sobre todo teniendo en cuenta que puede servir de ejemplo a imitar para muchas personas, que tras este vídeo quizás verán el acoso como algo totalmente natural siempre que se entienda dentro del ámbito humorístico. Pero no es así. El acoso es acoso, y no es nada de lo que hacer humor. Una broma es poner un cojín sonoro en el asiento de alguien, por ejemplo; una broma es algo que a la persona que la sufre no le parezca una vejación.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados