Un Burger King entregaba droga a quienes pedían patatas fritas 'extra crujientes'

Un Burger King entregaba droga a quienes pedían patatas fritas 'extra crujientes'

A partir de este momento será mejor revisar las bolsitas de sal de los restaurantes, ya que visto lo visto el local puede ser la tapadera para un cartel de la droga.

Noticias María Pérez García María Pérez García 31 Enero 2017 10:48

Cuidado con lo que pides a partir de ahora en el Burger, ya que recientemente han añadido a su carta un producto poco común. Resulta que en un local de Nuevo Hampshire, Estados Unidos, si que había un King, un King de la droga, ya que unos camareros utilizaban el restaurante para vender marihuana a sus clientes

Al parecer, dos empleados de la cadena de comida rápida habían montado todo un negocio paralelo al de las hamburguesas, y habían introducido un sistema de códigos para vender droga a sus clientes. Si alguien se acercaba y preguntaba por el 'chico malo' y acto seguido pedía patatas 'extra crujientes' le entregaban su pedido con una bolsita extra: marihuana para aliñar las patatas. 

Según informa The Denver Post, Garrett Norris, de 20 años, y Meagan Dearborn, de 19, han sido detenidos por las autoridades del estado por posesión y distribución de drogas. Así mismo, un miembro de la policía, Mike Wallace, ha declarado que los directivos del local no están involucrados en el caso

Los dos involucrados (BWN Today) "Los dos involucrados (BWN Today)"

Los gramitos del Nesquik

La gente que se queja de los grumitos del Cola Cao no desconoce que el Nesquik también tiene, bueno de hecho tiene gramitos. 

Esta es la sorpresa que se llevó un cliente de zaragoza al ir a comprar su bote de Nesquik al supermercado. Cuando llegó a casa y quiso saborear su delicioso chocolate comprobó que el color de la tradicional bebida había cambiado al blanco... Y no, no era un bote caducado, era un bote relleno con cuarto de kilo de cocaína

Según creen las autoridades, alguien utilizó el producto para guardar el alijo, que tenía que haber sido recogido por un cómplice. Sin embargo, fue este zaragozano quien compró por accidente el paquete, llevándose por menos de tres euros algo valorado en 13.000

Comentarios