Buscar
Usuario

Noticias

Ana Julia, la asesina confesa de Gabriel, tenía antecedentes policiales en su país

Su pasado en Burgos también está cargado de asuntos sin resolver.

Ana Julia Quezada, la asesina confesa del pequeño Gabriel tiene una deuda económica significativa en su país, en República Dominicana, según ha informado 'Espejo Público' de Antena 3.

Esta información haría que el móvil económico del crimen cobrara peso. La deuda económica que tiene Ana Julia contraída en su país coincide aproximadamente con la cantidad que pretendía ofrecer a la familia a modo de rescate, unos 10.000 euros. Existiría, por tanto, una posibilidad real de que la detenida pretendiera sacar rédito económico del crimen que ella misma habría cometido.

En los archivos de la República Dominicana y en la documentación a la que ha tenido acceso Antena 3 Noticias, la ficha refleja un cambio de domicilio y este cambio de ubicación se realiza durante el período de desaparición del pequeño Gabriel.

Ana Julia insistió al padre de Gabriel para que subiera la cantidad de dinero "Ana Julia insistió al padre de Gabriel para que subiera la cantidad de dinero"

Pasado turbio también en Burgos

Hace unos días se reabrió el caso de la muerte de su hija de cuatro años en Gamonal, Burgos. Sin embargo, lo que se quedó en una muerte accidental, tras el asesinato de Gabriel, el caso ha vuelto a salir a la luz. También en 'Espejo Público', una hija de una expareja de Ana Julia respondía lo siguiente: "Me contó la muerte de su hija como quien oye llover. La niña no se adaptaba, no comía, y que en una ocasión salió de la habitación, cogió una silla, la puso en la ventana, abrió la ventana y la niña se tiró. Según ella porque era sonámbula".

El asunto fue puesto en suspensión en el juzgado y seguramente jamás se hubiera vuelto a hablar de aquello si Ana Julia no hubiera sido detenida el día 11 con el cadáver de otro niño, Gabriel, en el maletero de su coche. Ahora, sin embargo, según acaba de declarar el ministro del Interior, aquellos hechos, que ponen sobre la mesa preguntas inquietantes, volverán a ser investigados.

Si aquella niña cayó de forma accidental por la ventana en un descuido de la madre, ¿cómo es posible que años después ella sea capaz de infligir ese mismo dolor al hombre que supuestamente ama? Y si, por el contrario, ella tuvo ya entonces participación en la muerte de su propia hija ¿le resulta tan "fácil" a un monstruo pasar desapercibido entre nosotros, seguir aparentando normalidad durante veinte años?

Artículos recomendados

Comentarios