Ana Julia presionó al padre del pequeño Gabriel para ofrecer un rescate

Ana Julia presionó al padre del pequeño Gabriel para ofrecer un rescate

Los padres del menor llegaron a ofrecer 10.000 de recompensa pero Ana Julia los animó a que elevaran la cifra.

Noticias Víctor Mopez Víctor Mopez 13 Marzo 2018 10:20

Poco a poco se van conociendo más detalles en torno al asesinato de Gabriel Cruz, el pequeño de 8 años que, tras 12 días desaparecido, apareció sin vida en el maletero del coche de Ana Julia Quezada, la pareja del padre del menor. Fue el pasado domingo 11 de marzo cuando las autoridades destuvieron a la mujer cuando procedía a sacar el vehículo del garaje del hogar familiar.

Durante los días que el pequeño permaneció desaparecido, sus padres, Ángel y Patricia, llegaron a ofrecer a través de la televisión una recompensa de 10.000 euros a todo aquel que aportara datos sobre su hijo. El ofrecimiento, finalmente, fue frenado por los investigadores que, a pesar de entender que se trataba de una maniobra "desesperada pero lógica", podía entorpecer el curso de las investigaciones que ya estaban acotando el círculo de sospechosos.

Precisamente esta recompensa fue una de las razones que acabó señalando a Quezada ya que, según ha revelado El Mundo, fue ella la que convenció a los padres para lanzar este ofrecimiento llegando a presionarlos para que elevaran la cuantía. 

Gabriel, el pescaito de 8 años "Gabriel, el pescaito de 8 años"

Los indicios contra Ana Julia

El rescate no ha sido el único indicio que llevó a la Guardia Civil a cerrar el círculo en torno a Ana Julia Quezada. Su teléfono móvil fue motivo de sospecha ya que hasta en dos ocasiones fue requerida para que lo entregara a lo que ella alegó que lo había perdido, probablemente por miedo a que el análisis del dispositivo pudiera aportar alguna pista.

Durante las rondas de declaraciones rutinarias que las autoridades llevaron a cabo, los agentes han coincidido en la enorme frialdad que demostró la ahora detenida. Pero sin duda, la prueba definitiva fue el hallazgo de la camiseta de Gabriel por parte de Ana Julia en una zona que ya había sido rastreada. Esto, lejos de despistar, la situó definitivamente en el centro de las investigaciones.

Ana Julia, detenida como principal sospechosa del asesinato de Gabriel "Ana Julia, detenida como principal sospechosa del asesinato de Gabriel"

La trampa definitiva

Pese a las claras sospechas, las autoridades querían evitar que Ana Julia detectara nada raro en su entorno, por lo que pidieron a Ángel y Patricia que mantuvieran la serenidad y no cambiaran su comportamiento con la ahora detenida.

La madre del pequeño Gabriel ya sospechaba que Quezada estaba detrás de la desaparición de su hijo y así lo ha explicado a Cope: "Yo tenía la esperanza de ablandarla y de que se viniera abajo. De que en algún momento lo soltara. Por eso, apelábamos a su conciencia en nuestras comparecencias". También aprovechó para mostrar su confianza en Ángel, al que ha querido exculpar de cualquier responsabilidad: "Él es una persona maravillosa, que nadue dude de él. Yo voy a estar a su lado porque tenemos que superarlo juntos. Está destrozado"

Es muy difícil hacer la digestión de la pérdida de un hijo sabiendo que lo ha matado la persona a la que quieres

Para terminar de señalar a Ana Julia, la Guardia Civil diseñó una trampa con el objetivo de provocar un error en su manera de actuar. Así, la llamaron a declarar el pasado viernes 9 de marzo sin motivo aparente y aprovecharon para deslizarle algún dato que le hizo sentirse incómoda, lo que la llevó a cometer el error que concluyó con su detención.

Comentarios