Albert Rivera acaba sus actos de campaña en Venezuela en busca de los focos

Albert Rivera acaba sus actos de campaña en Venezuela en busca de los focos

Los tres partidos conservadores se enfrascan en una operación en connivencia con los medios para que los problemas de los españoles no centren la campaña electoral.

Política Alex L Alex L 26 Mayo 2016 12:08

El líder de Ciudadanos se ha embarcado en un viaje al país sudamericano para iniciar la campaña electoral de las elecciones generales, con la salvedad de que no piensa tratar ni uno solo de los problemas que atañen a los españoles. Ha realizado las mismas visitas de apoyo a golpistas y asesinos que ya intentara Felipe González. Pero, ¿para qué habrá ido a tan recóndito lugar justo ahora? ¿Busca ser bisagra de todas las puertas del mundo con tan solo 40 diputados? ¿Por qué sujeta una bandera chavista de 8 estrellas en lugar de la de 7 defendida por la oposición? ¿Tanto desconocimiento tiene o es que todo es solo postureo?

1 Foco mediático

Rivera y Capriles, como si fueran perfectos cuñados "Rivera y Capriles, como si fueran perfectos cuñados"

La campaña electoral ha quedado ensombrecida por otra campaña más importante para el establishment político-económico. Como ya cada vez menos gente se cree que todo el mundo sea ETA, con la banda ya liquidada, ahora se trata de convencer del peligro de un omnipresente chavismo.

Hace una semana que casi todos los diarios nacionales se pusieron de acuerdo para sacar a Nicolás Maduro en portada. ¿Había pasado algo nuevo que sus viperinas tintas no hubieran recogido aún? No. Lo único nuevo en el panorama es la cercanía de las elecciones. A su vez, TVE ha dedicado un amplio despliegue -aun siendo un medio público que debe atender al interés general- a cubrir el inicio de los actos de precampaña de Ciudadanos, abriendo el informativo con reportajes desde Venezuela.

Todos los analistas políticos coinciden en que la visita de Albert Rivera ha logrado sacarle de la irrelevancia política en la que permanecía sumido desde su descalabro electoral del 20D -cuarta fuerza y unos intrascendentes 40 escaños- y su pacto de postureo con el PSOE. Ahora creen que Ciudadanos vuelve a estar en el centro del tablero político, aunque se trata sin duda de un buscado efecto Metroscopia -inflar la presencia de un partido para llamar al voto-. El ego de Albert Rivera empieza a alcanzar cotas solo accesibles a José María Aznar.

2 Presos políticos

Sánchez y Leopoldo López. En serio, basta de parecidos razonables "Sánchez y Leopoldo López. En serio, basta de parecidos razonables"

Pero la visita ha tenido cierta motivación reivindicativa en Venezuela. En España se nos han vendido los gravísimos problemas con los derechos humanos sin explicar que en gran parte los causantes son los miembros de la oposición. No la oposición institucional, con Henrique Capriles y otros especuladores con pisos de desahucios en España que ahora controlan la Asamblea Nacional, sino la oposición violenta de Leopoldo López. El opositor López que fue encarcelado por alentar los atentados en las conocidas como guarimbas -revueltas populares violentas- con decenas de muertos.

La diferencia con regímenes donde existen presos políticos es sustancial. En esos regímenes no habría tantos medios de comunicación privados críticos con el gobierno de Maduro como hay en Venezuela. En esos regímenes cuando la policía atacase a los manifestantes, quedaría impune -como ocurre en España sin ir más lejos o en Colombia, donde no se denuncian los graves atentados contra los derechos humanos porque su gobierno es amigo de gente como Albert Rivera-. Ha acusado al gobierno de no permitirle ver a los presos -igual que hiciera González- sin haber pedido los permisos necesarios, para poder dar la imagen de censura ante la prensa que llevaba de España.

Las violaciones de los derechos humanos que pudiera haber en Venezuela son similares a las producidas en España, según Amnistía Internacional, pero eso de que los políticos españoles se preocupen por los problemas españoles no se lleva en esta campaña. Albert también ha hablado por teléfono con Antonio Ledezma, alcalde de Caracas en arresto domiciliario por intento de configuración de Golpe de Estado, emulando el apoyado por Bush y Aznar entre otros en 2002 contra Chávez.

Leopoldo López es una figura elegida por Occidente para liderar el cambio neoliberal en Venezuela, como ya ha pasado con los corruptos Temer en Brasil y Macri en Argentina -rodeados de escándalos tras sus evidentes vínculos con EEUU-. Wikileaks ya reveló la relación de López con EEUU y la CIA, pero en España solo vemos a Cristina Cifuentes, Albert Rivera y Felipe González desviando la atención mientras claman por su Gran Coalición a tres. De hecho, la campaña europea de Ciudadanos con el partido de extrema derecha Libertas ya la pagaron unos contratistas militares de EEUU.

3 Acusaciones a Podemos

Podemos venía a Venezuela a buscar dinero y apoya lo que pasa aquí "Podemos venía a Venezuela a buscar dinero y apoya lo que pasa aquí"

Casualmente, mientras tanto, Albert Rivera se ha rodeado de micrófonos en Caracas para dejar claro que representa "a los españoles" y llamar a todos los partidos "menos Podemos" a luchar por la libertad del pueblo venezolano. Todo esto se debe a la acreditada relación de asesoramiento de la Fundación CEPS al gobierno de Chávez, pero precisamente acaba de archivarse una querella por blanqueo de capitales en torno a esta financiación.

Es ya la quinta ocasión en la que la justicia archiva una querella contra Podemos por financiación ilegal, blanqueo, delito fiscal, etc. y siempre ha sido por la inexistencia de pruebas procesales. Los querellantes se basaban únicamente en infinitos titulares de prensa que los jueces han desestimado una y otra vez. Cinco veces ya, pero como lo que funciona es la calumnia pública, compensará ir a los tribunales una sexta vez si a cambio se suceden los titulares fraudulentos.

3 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados