Buscar
Usuario

Vida

Aitana ('OT 2017') tiene la regla y hay a quien eso le ofende

"Solo me voy a ir como mucho cinco minutos a cambiarme porque tengo la regla", explicó.

Si hay algo por lo que 'Operación Triunfo 2017ha conseguido ser un éxito, además de por la innegable calidad musical de sus concursantes, ha sido por ser capaz de hablar con toda naturalidad de los temas que realmente preocupan a los más jóvenes. Desde las desigualdades ente hombres y mujeres hasta la libertad sexual, pasando por los tabúes que sufren las mujeres en su día a día; no ha habido secretos para ellos, y no han tenido miedo a la hora de reclamar lo que consideran justo. El feminismo ha sido su bandera durante toda la edición. 

Una de las concursantes que más ha luchado en este aspecto ha sido Aitana Ocaña, que quedó segunda finalista. Y no solo lo ha hecho dentro del concurso, sino que al salir ha continuado mostrándose tal cual es, preocupada por las luchas sociales. En una firma de discos que tuvo lugar el pasado martes 20 de marzo en Madrid consiguió demostrar con una sencilla frase que su lucha por la igualdad de sexos va mucho más allá de la palabrería y que cuando habla de empoderamiento femenino, lo hace de verdad. Lo hizo normalizando, de la forma más sencilla, uno de los tabúes más extendidos del sexo femenino: la menstruación

La joven estaba firmando autógrafos en un centro comercial cuando, de repente, se levantó y se dirigió directamente al público. Sin ningún tipo de pudor, exclamó: "Solo me voy a ir como mucho cinco minutos a cambiarme porque tengo la regla. Pero os prometo que no voy a tardar nada". Entre risas y ovaciones del público, la catalana se ausentó unos minutos para luego continuar con su labor. 

Todo hubiera quedado como una simple anécdota de no ser por la reacción que algunos medios de comunicación han tenido, señalando a Aitana como demasiado "sincera" por desvelar un "detalle íntimo". Tal ha sido que hasta 'Arucitys', programa de 8tv le dedicó un vergonzoso debate. De esta forma, no han hecho más que demostrar que el feminismo tiene toda la razón del mundo al declarar la menstruación como algo que debe visibilizarse. Porque aún hay quien, a día de hoy, lo considera algo de lo que avergonzarse, algo que las mujeres deben callarse, algo a considerar un secreto.

Un comentario casual que tiene mucho trasfondo

Aitana lo único que hizo fue comentar con su público, con sus seguidores, su situación. No tuvo reparo, no quiso mentir ni ocultar información: explicó que tenía que ir al baño porque debía cambiarse, puesto que tenía la regla. Es algo que nos sucede a absolutamente todas lasmujeres cisexuales del mundo una vez al mes, algo con lo que convivimos desde que tenemos diez u once años hasta los cincuenta. Las compresas, los tampones, las copas menstruales y los ibuprofenos nos acompañan durante prácticamente toda la vida, así como las pastillas anticonceptivas en algunas ocasiones. Para nosotras no debería ser un tabú algo con lo que convivimos, algo que sufrimos (literal y metafóricamente, dependiendo del caso) una media de cinco días todos los meses.

Al tacharla de demasiado sincera, lo que los medios no han hecho más que corroborar que cuando se habla de la menstruación como tabú se está totalmente en lo cierto. Continúa siéndolo, con todo lo que eso implica para las personas que viven con ella. 

Algunos de los titulares generados por la menstruación de Aitana "Algunos de los titulares generados por la menstruación de Aitana"

Tratar como algo "sucio", algo casi escatológico y desagradable, un proceso tan normal como el de la menstruación, hace que muchas chicas se vean obligadas a andar con mentiras y escondiendo su realidad. Esto es especialmente grave cuando son adolescentes, cuando van al instituto; se sienten avergonzadas de tener que pedir ir al baño a cambiarse, les da apuro que se vea que tienen una compresa o un tampón en la mochila, y sienten auténtico pánico si se les mancha el pantalón en un momento dado. Viven la regla como una tortura, cuando nada más lejos de la realidad: por mucho que pueda doler a veces (la endometriosis o la dismenorrea no es nada sobre lo que se deba bromear, sino enfermedades reales), la regla no debe ser entendida jamás como un castigo, sino como algo totalmente natural del ser humano. Al convertirla en un tabú, estamos haciendo que parte de la vida de las mujeres quede relegada al secretismo, a lo privado.

Que Aitana explique que tiene la regla y que, como tal, tiene que ir al baño, no tiene nada de detalle íntimo, sino todo lo contrario. Es algo que comparte con absolutamente todas las mujeres cisexuales del mundo, y es un gesto que la honra. Porque quizás sin darse cuenta o quizás siendo plenamente consciente de ello, lo que está haciendo es luchar por el empoderamiento femenino. Está haciendo público algo que hasta ahora era privado, convirtiéndolo en un tema del que ninguna mujer deba avergonzarse. La menstruación no debe ser un tabú, no debe ser algo que escondamos; tampoco es algo sexual, ni es algo íntimo, sino algo completamente natural.

¿Por qué es bueno hablar de la menstruación?

Aitana y su lucha por el feminismo "Aitana y su lucha por el feminismo"

Habrá a quien aún le choque el hecho de que se hable de la menstruación públicamente, porque ha sido educado socialmente para considerarlo algo escatológico, como quien hace de vientre. Mas, obviando las notables diferencias que hay entre un proceso y otro, el hecho de que se hable de la menstruación es positivo.

La regla no consiste solo en sangrar por la vagina durante cuatro días, sino que es algo mucho más complejo. Dentro del cuerpo de la mujer se producen cambios hormonales muy fuertes que pueden afectar incluso a su estado de ánimo; además, estos cambios pueden hacer que tenga dolores fuertes, incluso que se le haga imposible realizar sus actividades diarias con normalidad. Mas como nadie habla de esto, como se oculta, hay quien aún cree que estos dolores no son normales, que no son más que "excusas" para no acudir a clase o al trabajo. Cuando se normaliza la regla, cuando deja de ser un tabú, se posibilita a las mujeres el hablar abiertamente de todo lo que les sucede cuando están con la menstruación, con todo lo que ello implica.

La endometriosis, la dismenorrea... Todas estas enfermedades afectan realmente a las mujeres. Son dolorosas y son mucho más habituales de lo que creemos. Algo tan sencillo como lo que ha hecho Aitana (aunque le haya costado la crítica de muchos) sirve para que se sitúe en la palestra de la opinión pública la menstruación y, con ella, todas estas enfermedades. Aunque parezca increíble, hay mujeres que las padecen y no son conscientes de ello. Así pues, Aitana no ha pecado de ser demasiado sincera: lo que ha hecho es visibilizar un tabú femenino, y tratarlo como realmente merece, como lo más natural del mundo.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados