Condenados y destituidos de manera sucesiva dos líderes de VOX en Granada por estafas

Condenados y destituidos de manera sucesiva dos líderes de VOX en Granada por estafas

VOX prescindió de Ignacio Nogueras por implicaciones en estafas. Ahora se deshacen de Julio Vao, sucesor de Nogueras; por motivos similares.

"Ante las noticias publicadas en varios medios, desde VOX confirmamos que el anterior presidente provincial de la formación en la provincia de Granada, Julio Vao, fue cesado la semana pasada." Así comienza un comunicado VOX en el que anuncian la marcha de su último presidente provincial en Granada, después de que el diario Granada Hoy destapase una condena de 2 años de prisión sobre este dirigente provincial del partido de ultraderecha, en el año 2006 por estafa.

Tres representantes por Granada en menos de 2 años

Ignacio Nogueras "Ignacio Nogueras"

En 2018 Ignacio Nogueras presidia la formación ultra en Granada. A mediados de ese mismo año fue destituido por verse implicado en un proceso judicial por delitos de estafa y apropiación indebida. Una de las sentencias le llevó a ser condenado a un año y nueve meses de prisión.

Después de Nogueras, llegó Vao, que ha sido el líder de VOX en Granada hasta hace apenas una semana. La directiva nacional del partido de Abascal no quiere más escándalos y por eso han decidido no contar con Julio Vao tras descubrirse su participación en delitos de estafa y obtenención de enriquecimiento ilícito.Su sucesor será Francisco José Ocaña.

Franciso José Ocaña "Franciso José Ocaña"

Historia de una estafa

En 1998, Julio Vao era director de la entidad de la Caja de ahorros de Granada. Regentaba la oficina de Churriana de la Vega. En este momento Vao se había aliado con otros dos empresarios para orquestar una trama que dejó un pufo de 4 millones de pesetas (24.000 euros) en la entidad bancaria.

La Sección Segunda de la Audiencia Nacional de Granada no pudo acusar al ex-dirigente granadino por falsedad, ya que no existían suficientes pruebas. Aun así fue condenado por un delito de estafa a dos años de prisión (como no tenía antecedentes, no fue a la cárcel). Tambíen se le ordenó devolver los 4 millones de pesetas a la entidad defraudada.

Comentarios