Buscar
Usuario

Ciencia

Una simple copa de vino al día aumenta el riesgo de cáncer

El mayor peligro se registra en torno al cáncer de mama.

A pesar de los consejos que afirman que una copa de vino diaria es buena para la salud, el último informe lanzado por el World Cancer Research Fund International podría desmontar completamente esta afirmación: tras analizar los casos de 12 millones de mujeres alrededor de todo el mundo, los investigadores han concluido que tan solo una copa de alcohol diaria puede aumentar el riesgo de padecer un cáncer.

Rachel Thompson, la encargada de interpretar los datos de la investigación, ha explicado los problemas a los que nos enfrentamos cada vez que consumimos una simple y aparentemente inocente copa de alcohol: "Cuando bebemos alcohol, se convierte en una sustancia tóxica llamada acetaldehído. Y cuanto más bebemos, más acetaldehído se acumula, lo que significa que más daño cancerígeno puede repercutir en las células".

Una sola copa de vino puede tener una especial incidencia en el desarrollo del cáncer "Una sola copa de vino puede tener una especial incidencia en el desarrollo del cáncer"

Por todo ello, la experta concluye con una afirmación tajante: "Cuanto más alcohol bebamos, mayor es el riesgo de desarrollar un cáncer. Sin embargo, no solamente los grandes bebedores están en peligro, puesto que una sola bebida ya tiene impacto en nuestra salud".

Por todo ello lo recomendable, siguiendo la conclusión de este estudio científico, sería reducir el consumo de alcohol al mínimo en el caso de que no queramos eliminarlo completamente: "Con una pequeña cantidad de alcohol se puede acumular este acetaldehído tóxico que también puede dar lugar a un daño celular. Esta es la razón por la que incluso una bebida incrementa el riesgo".

A pesar de todo, el equipo que ha llevado a cabo esta investigación es consciente de las dificultades de eliminar por completo el consumo de esta sustancia a pesar de las evidencias que están mostrándonos: "Beber alcohol es algo muy enraizado en tantas culturas alrededor del mundo que es vital llamar la atención sobre la relación entre alcohol y cáncer de pecho. Además, sabemos que también incrementa el peligro de padecer otros cánceres"

Evitar el cáncer

En el desarrollo de un cáncer intervienen múltiples factores que somos incapaces de controlar, como la genética o la mala calidad del aire que continuamente respiramos. Sin embargo, los expertos sí que han afirmado que nosotros tenemos la capacidad de reducir las posibilidades de enfermar dependiendo de los hábitos de vida que llevemos a cabo.

El más evidente es evitar por completo el tabaco y el alcohol. Pero también es muy importante controlar el peso, hacer ejercicio y limitar el tiempo que permanecemos sentados o reducir el azúcar y los carbohidratos.

Algunos alimentos como el brócoli o el aceite de oliva son anticancerígenos "Algunos alimentos como el brócoli o el aceite de oliva son anticancerígenos"

Además, es muy conveniente que evitemos las exposiciones prolongadas al sol sin evitarlo, ya que es una potente fuente de vitamina D. Lo mismo debe suceder con la carne roja, que tan solo deberemos de comer en pequeñas dosis, ya que es una buena fuente de hierro (la cantidad recomendable son 50 gramos diarios).

Por otro lado, hay que dar mucha mayor presencia en nuestra dieta a los alimentos anticancerígenos, como el brócoli, el aceite de oliva virgen extra, el té verde, el ajo o el curry, ya que se ha demostrado que tienen importantes componentes antitumorales.

Por último, hay que tener en cuenta en el caso de los padres la importancia de la vacunación, ya que la hepatitis B puede llevar aparejado cáncer hepático; y el papilomavirus, cáncer de cérvix. Ésta última tan solo se ha incluido para las niñas, pero es importante que se incluya también para los varones, ya que hay evidencias contrastadas de que el virus puede provocar cáncer rectal y oral.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados