Un viudo lleva 23 años escribiendo esquelas para su esposa fallecida

Un viudo lleva 23 años escribiendo esquelas para su esposa fallecida

"Escribo tuits antes de que se inventaran los tuits", asegura el autor de las esquelas.

Vida Adrián Parrondo Adrián Parrondo 22 Marzo 2017 12:18

Elena Lupiañez Salanova falleció con tan solo 40 años de un cáncer de pulmón. Fue en 1994, pero para su entonces marido, José Luis Casaus, sigue viva en el recuerdo. Y nunca ha dudado en demostrarlo.

La historia de José Luis y Elena terminó demasiado pronto. Ambos se conocieron en 1986  y un año después ya habían nacido sus gemelos Boris y Yuri, de nombres rusos porque habían sido concebidos en San Petersburgo, cuando todavía se llamaba Leningrado, tal y como ha relatado el propio José Luis a Verne.

Durante los ocho años de relación, ella mantuvo su puesto en el diario El País y él como portavoz de Izquierda Unida. Pero pronto, todo se comenzó a torcer. A Elena le detectaron un cáncer de pulmón y al poco tiempo falleció. "En los últimos tiempos de su enfermedad tuvieron poco contacto, porque ella no quería que vieran su deterioro siendo tan pequeños", ha relatado Casaus. Por ello, los gemelos, que ya han alcanzado la treintena, "apenas tienen un recuerdo" de su madre.

No somos creyentes y soy consciente de que es una nota a la nada, salvo a su recuerdo, que sí existe

Después de tal trágico suceso, José Luis no dudó en mantener, de manera anual, a su esposa en el recuerdo: "que una persona se vaya tan pronto es nauseabundo, pero esta tradición pretende quitar hierro a la tragedia. Por eso hablo en las esquelas de temas serios con un toque de humor". 

Y asegura que su única intención es mantener vivo el recuerdo de una relación que duró tan solo ocho años a causa de la terrible enfermedad: "no somos creyentes y soy consciente de que es una nota a la nada, salvo a su recuerdo, que sí existe", ha relatado su autor. "Escribo tuits antes de que se inventaran los tuits", aprovecha para bromear.

Los escritos cuentan con todo tipo de anécdotas, centrada sobre todo en los dos hijos de la pareja. Ambos han estudiado Administración y Gestión de Empresas y no cuentan aún con contratos estables. Tal y como evidencian las esquelas, ambos son mileuristas y algo adictos al móvil. Eso sí, todo lo que se publica tiene la autorización previa de ambos. Junto a las referencias a su hijo, no faltan los guiños culturales: "casi siempre reflejan gustos que teníamos en común".

Por ahora, continúa con su tradición cada 21 de marzo, fecha del aniversario de la muerte de su mujer. Sin embargo, se plantea abandonar su tradición o, al menos, dejar de hacerlo en un futuro próximo. 

En las esquelas no han faltado comentarios a la situación de crisis que ha vivido el país

La reforma laboral afectó de manera importante a los hijos del matrimonio "La reforma laboral afectó de manera importante a los hijos del matrimonio"

También hubo referencia a los atentados del 11-M

En las esquelas hay referencia a la vida de los hijos de la pareja y al devenir de los acontecimientos en nuestro país "En las esquelas hay referencia a la vida de los hijos de la pareja y al devenir de los acontecimientos en nuestro país"

O a la Guerra de Irak

José Luis Casaus se quejaba ante Elena de la Guerra de Irak "José Luis Casaus se quejaba ante Elena de la Guerra de Irak"

Aunque también hay detalles más íntimos

Los hijos de la pareja eran muy aficionados a los videojuegos "Los hijos de la pareja eran muy aficionados a los videojuegos"

La emancipación de sus hijos y su propia jubilación "La emancipación de sus hijos y su propia jubilación"

Algunos comentarios sobre sus hijos "Algunos comentarios sobre sus hijos"

Y este año 2017 no ha faltado a la cita anual

José Luis ha publicado recientemente la última esquela dedicada a su mujer "José Luis ha publicado recientemente la última esquela dedicada a su mujer"

Mientras tanto, Elena continúa viva en el recuerdo de su marido. "Ojalá alguien me escriba esquelas así de bonitas 23 años después de mi muerte", aseguraba una usuaria de Twitter. En la red social y en internet, hay muchos seguidores de Casaus que recopilan y siguen todo lo que ha escrito en sus esquelas. Porque, al final, el único sitio donde podemos permanecer es en el recuerdo.

Comentarios