El último invento para "controlar" la menstruación: pegar los labios vaginales

El último invento para "controlar" la menstruación: pegar los labios vaginales

Según el Doctor Dave Dopps, este es el invento que toda mujer necesita: un pintalabios adhesivo para los labios vaginales.

Vida Maribel Baena Maribel Baena 23 Febrero 2017 14:00

Puede parecer ciencia ficción, pero, efectivamente, esto es lo que se le ha ocurrido al doctor Dave Dopps para que las mujeres puedan llevar un "mejor control" de su menstruación. Hablemos de control entre comillas, mejor, porque hasta qué punto el invento sirva para controlar nada es muy cuestionable.

El invento en cuestión se llama Mensez, y es, básicamente, un pintalabios que se aplica en los labios vaginales y que sirve como adhesivo. Se presenta como el sustituto perfecto para tampones y compresas, pese a que su utilidad es bastante relativa. El doctor Dopss cree que es el invento que toda mujer necesita, y que será capaz de revolucionar el panorama de la higiene femenina. Lo presentó a través de una publicación de Facebook que, debido a la cantidad de críticas que ha recibido, la red social ha acabado eliminando. Por suerte, Thea Butler, una joven usuaria de Facebook, fue lo suficientemente precavida como para hacerle unas capturas de pantalla y que el post no se perdiera en el olvido.

"¿Alguna vez te has despertado con los labios pegados? No dolía, y era algo divertido. Todo lo que tenías que hacer era humedecer tus labios desde dentro con la saliva, y estos se despegaban. Esa es la principal idea tras Mensez y su revolucionaria solución para controlar el periodo de las mujeres sin necesidad de usar tampones, compresas o copas menstruales. Mensez es una combinación natural de aminoácidos y aceite, con el aplicador de un pintalabios, que se pone en los labios vaginales durante el periodo. Provoca que los labios se mantengan unidos, lo suficientemente fuerte como para prevenir cualquier fuga, hasta que la mujer orina. La orina hace que se separen instantáneamente los labios y permite a la persona usar el baño y, posteriormente, reaplicar el labial Mensez. Limpio y seguro. Llegará a las tiendas próximamente", explica el doctor Dopps en su post.

No es que sea un primer prototipo, ni mucho menos: Mensez ya ha sido patentado. Al parecer, al inventor realmente le parece la mejor idea del siglo el hecho de que una mujer ande con los labios vaginales pegados. La voz de los usuarios (sobre todo mujeres) se alzó para criticar este invento, que pareciera hecho por alguien que no conoce la anatomía femenina. Se ha tachado a Dopps de misógino por la concepción tan equivocada que tiene del cuerpo femenino; y es que si se piensa fríamente, el hecho de pegar los labios vaginales podría ser considerado, incluso, una aberración

Lo peor vino después

Mensaje del doctor en Mensez "Mensaje del doctor en Mensez"

No obstante, si esperabais que ahí se acabara la noticia... No podíais estar más equivocados. El doctor tenía mucho más de sí mismo para mostrar, tal y como le demostró a la usuaria que contactó directamente con la empresa para expresar sus quejas.

Para que no os perdáis nada, os traducimos la respuesta al completo: "Sí, yo soy un hombre y tú, como mujer, deberías haber llegado a mejores soluciones que tampones y compresas, pero no lo has hecho. La razón es que las mujeres se encuentran distraídas por su periodo el 25% del tiempo, siendo entonces menos productivas de lo que podrían ser. Las mujeres podrían ser más creativas que los hombres, pero su periodo las sofoca y juega con sus cabezas. ¿Te das cuenta de que la mayoría de los productos de cuidado de la piel y el maquillaje fueron desarrollados por hombres? Dijiste que Mensez suena increíblemente horrible, y no. Incluso las mujeres son discretas y tratan de ocultar el hecho de que el periodo puede ser molesto, asqueroso, apestoso e increíblemente horrible. El periodo no tiene por qué ser así, pero sí lo son los pañales que las mujeres se ven obligadas a aceptar, que son horribles, no importa su color o los nombres lindos que les pongan, puesto que siguen siendo pañales. Las mujeres han sido engañadas y forzadas a pensar que son maravillosos. No es verdad. Con Mensez, la sangre y los fluidos serán estériles siempre y cuando estén dentro del cuerpo, sin posibilidad de que haya ninguna fuga en la ropa interior, sin la contaminación de las bacterias que viene con los tampones y las compresas. Sé que Mensez es muy diferente y puede que algunas mujeres necesiten tiempo para adaptarse a la idea. Mi sueño es que las mujeres sean libres de las distracciones y los problemas psicológicos que el periodo incluye, y ver qué consiguen".

El mensaje no termina ahí, pero sí que se cortan las capturas. Aunque tenemos más que suficiente como para ver lo misógino del texto en sí. El doctor Dopps quiere "salvar" a las mujeres de la menstruación, y de todos los "males psicológicos" que esta provoca. Porque, al parecer, las mujeres llevamos toda la vida funcionando al 75% porque nuestro periodo no nos permite focalizarnos por completo.

Tras las críticas, Mensez Technologies, la empresa que iba a producir Mensez, ha decidido que no desarrollará el producto. Además, han eliminado todas sus redes sociales. Lo que el doctor espera ahora es que una gran empresa le acabe comprando la idea, para que así sea ella la encargada de llevarla a cabo. ¿Qué creéis? ¿Saldrá adelante?

Comentarios