TWA 847: el secuestro de avión que duró 17 días y celebró el cumpleaños de Demis Roussos

TWA 847: el secuestro de avión que duró 17 días y celebró el cumpleaños de Demis Roussos

Más de 30 años después y con el reciente secuestro de un avión en territorio chipriota, recordamos la esperpéntica historia del vuelo TWA 847. Este avión fue secuestrado en junio de 1985 mientras el cantante Demis Roussos viajaba en él.

Vida Manu Barrena Manu Barrena 29 Marzo 2016 14:06

Los secuestros de avión no son muy comunes, pero cuando ocurren dejan una historia detrás, a menudo turbulenta. No fue exactamente el caso del vuelo TWA 847 de la aerolínea norteamericana ya inexistente Trans World Airlines. El 14 de junio de 1985 dicho avión se disponía a cubrir la ruta entre El Cairo y San Diego con escala en Atenas, Roma, Boston y Los Ángeles cuando fue tomado por unos terroristas.

El secuestro fue el más famoso y el más importante del pasado siglo XX, ya que duró la friolera de 17 días (aunque no transcurrieron todos en el aparato) y se saldó con 'únicamente' un muerto. Pero por lo que la historia de este secuestro aéreo es famosa es por contar con tartas de cumpleaños y canciones de la mano del cantante griego (aunque egipcio de nacimiento) Demis Roussos.

Uno de los terroristas "Uno de los terroristas"

Repasemos los hechos. El avión parte de El Cairo con destino Atenas, su primera escala. Entre los pasajeros que se introducen se encuentra el cantante Demis Roussos y su novia de por aquel entonces, Pamela Smith. Poco después de las 10 de la mañana y ya rumbo a Roma, los libaneses Mohammed Ali Hamadi y Hasan Izz-Al-Din, dos jóvenes de 21 años diciendo ser terroristas de Hezbolá (una organización musulmana de Líbano), se hicieron con el control del avión con una pistola y dos granadas de mano. Exigían la liberación de 700 presos en manos de Israel.

Los 8 tripulantes, los 139 pasajeros y los 2 terroristas pusieron rumbo a Beirut, donde intercambiaron a 19 de los viajeros, principalmente mujeres y niños, por combustible. Ese mismo día, partieron de Beirut a Argel, donde soltaron a una veintena de pasajeros aproximadamente y volvieron por la noche a Beirut. Fue entonces cuando golpearon a los pasajeros militares y asesinaron al marine estadounidense Robert Stethem, quien volvía a casa de una operación en Grecia. Su cuerpo fue arrojado a la pista. Al mismo tiempo, liberaban a un grupo de pasajeros judíos (que fueron encarcelados en prisiones chiítas de Beirut) mientras una docena de aliados de los terroristas se unieron a los dos que había ya previamente. Poco después pusieron rumbo a Argel (otra vez).

El TWA 847 con restos de sangre antes de poner rumbo a Argel por segunda vez "El TWA 847 con restos de sangre antes de poner rumbo a Argel por segunda vez"

Un secuestro con tarta de cumpleaños

¿Y dónde está Demis Roussos? El cantante seguía en el avión junto a su novia y un amigo. Cuando los terroristas se enteraron de la presencia de uno de sus cantantes favoritos de por entonces y de que su trigésimo noveno cumpleaños se había producido durante el secuestro, decidieron parar durante un momento el cautiverio y celebrar dicha fecha como se debía. Le trajeron una tarta de cumpleaños, un té y le pidieron que les cantara algo. Suponemos que se arrancaría con eso de 'Triki, triki, mon amour'.

Aprovechando la presión que podría producir el tener a un cantante famoso secuestrado, pidieron la liberación de un compañero suyo al gobierno heleno o si no matarían a los ocho ciudadanos griegos que se encontraban a bordo, incluido el cantante. El acuerdo fue aceptado y Demis Roussos, su novia y su amigo fueron liberados cuatro días después del secuestro. "Fui desembarcado de noche", declaró. "Me trataron muy bien. Fueron muy educados y agradables con nosotros". Esto le valió críticas por entonces, las cuales acalló en 2006 cuando, tras más de dos décadas de silencio, dijo: "No todos los días una estrella del pop se ve involucrada como víctima en un acto de terrorismo. Me gustaría haber visto a los periodistas que me criticaron siendo apuntados por una pistola como estaba yo".

El secuestro del avión acabó el lunes siguiente con los 40 pasajeros norteamericanos restantes y los pilotos del avión siendo cautivos de Hezbolá. Fueron liberados el 30 de junio cuando el presidente estadounidense Ronald Reagan hizo intervención. Todos mostraron simpatía hacia los captores, a lo cual el gobierno de Estados Unidos declaró que se encontraban bajo los efectos de un Síndrome de Estocolmo. Finalmente, Israel liberó a los presos que exigían los secuestradores.

Apenas se supo más de los terroristas. Uno de ellos fue apresado en Frankfurt en 1987 pero, una vez liberado en 2005, desapareció. Actualmente se desconoce el paradero de los dos perpretadores del secuestro aéreo más famoso del siglo XX.

Comentarios