Una azafata de vuelo ejercía la prostitución en los baños del avión

Una azafata de vuelo ejercía la prostitución en los baños del avión

La azafata habría llegado a ganar 880.000 euros durante los dos años en que mantuvo encuentros sexuales con los pasajeros del vuelo.

Noticias David Carro David Carro 02 Octubre 2015 12:32

Una azafata de una aerolínea de Oriente Medio debió verse con el agua al cuello para llegar a final de mes y decidió buscarse un sobresueldo con una actividad que pudiese compaginar con su ocupación profesional. Así pues, comenzó a mantener relaciones sexuales con los pasajeros de los vuelos en los que trabajaba, utilizando para ello los baños del avión, lugar fetiche por excelencia. Al parecer, fue descubierta en el lavabo y no tuvo más remedio que reconocer lo que había estado haciendo.

Admitió preferir los vuelos de larga distancia entre Estados Unidos y Oriente Medio, en los cuales llegaba a ingresarse hasta 1.800 euros por los encuentros. Obvio: a más tiempo, más dinero. De este modo, estima que llegó a ganar 880.000 euros a lo largo de los dos años en los que practicó sexo con pasajeros, según MailOnline.

No es la primera vez que se destapan casos de prostitución entre azafatas "No es la primera vez que se destapan casos de prostitución entre azafatas"

No se ha revelado la identidad de la azafata, pero al ser descubierta fue despedida y deportada. No es de extrañar, pues ya sabemos cómo está vista la prostitución en algunos países de Oriente Medio.

Azafatas prostitutas en Japón

A principios de año se publicó que la prostitución también se cierne sobre las azafatas de vuelo japonesas, que podrían ganar cerca de 600 euros por 90 minutos de servicio. Los clientes, en este caso, eran los pilotos, y el lugar, corrientes habitaciones de hotel. Las tarifas menos estratosféricas se deberían a que el número de mujeres que ofrecían sus servicios era muy alto, ya que incluso se habla de un proxeneta que las organizaba. También se apuntaba a la existencia de un método de signos durante la preparación del vuelo con el cual la azafata y el piloto se ponían de acuerdo en el precio del servicio.

Muchas japonesas consideran el trabajo de azafata como un sueño, pero lo cierto es que el salario ha descendido 10.000 dólares de media en los últimos diez años, razón que les llevaría a este tipo de prácticas sexuales. Aunque la trama fue descubierta y se intentó frenar, se cree que sigue en activo.

2 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados