Buscar
Usuario

Noticias

La Guardia Civil cree que Tomás Gimeno pudo tirar el móvil al agua y seguir navegando

La Guardia Civil investiga los últimos movimientos de Tomás Gimeno y cambia de línea de investigación.

La Guardia Civil cree que Tomás Gimeno pudo tirar el móvil al agua y seguir navegando La Guardia Civil cree que Tomás Gimeno pudo tirar el móvil al agua y seguir navegando

Foto: Redes Sociales

La Guardia Civil comienza a realizar algunas modificaciones en los trabajos de búsqueda de Tomás Gimeno y su hija Anna, ambos desaparecidos desde el pasado 27 de abril. Los agentes sospechan que Tomás pudo deshacerse del teléfono en pleno mar y que esa zona no tendría relación con el lugar con el que se lanzó al mar, sino que continuó navegando.

La línea de investigación que maneja el Instituto Armado también indica que Gimeno pudo haberse lanzado al agua tiempo después de arrojar su teléfono. Siguiendo esta línea de investigación, se habría desplazado más al sur y, alejado de la costa, a unas seis millas de distancia (9,5 kilómetros), en un punto determinado, habría abandonado su embarcación.

Dicho criterio de búsqueda situado en un punto meridional es el que marca la corriente que acabó llevando su barco frente al puertita de Güímar. Según LaSexta, está previsto que el buque 'Ángeles Alvariño' llegue este lunes 21 de junio a puerto para realizar trabajos de avituallamiento y reabastecimiento antes de seguir el rastreo del fondo marino.

La Guardia Civil investiga los últimos movimientos de Tomás Gimeno "La Guardia Civil investiga los últimos movimientos de Tomás Gimeno"

La búsqueda empieza a encontrar problemas. El robot marino que participa en las labores está llegando al final de su vida útil y el submarino Piscis VI todavía no puede colaborar porque no dispone de una serie de certificados. Con todo, se espera seguir empleando el citado robot hasta que literalmente se rompa.

El portavoz de Beatriz Z., madre de las pequeñas Anna y Olivia, asegura que desea encontrar a su hija Anna, todavía desaparecida. El presidente de SOS Desaparecidos, Joaquín Amills, señala que encontrar a Olivia fue "un milagro" y añade: "Creo que ha sido quizás lo que estaba en deuda con Beatriz, saber qué pasó y tener la certeza. Hemos visto decenas de vídeos de Olivia siempre cuidando a Anna siempre unidas, besándola. Tenemos a Olivia y tenemos a las dos. Quizá es difícil de entenderlo", ha asegurado.

Un caso que podría extenderse en el tiempo durante 20 años

El caso podría llegar a extenderse en el tiempo hasta 20 años. Si no se encuentra el cuerpo de Tomás, se daría por desaparecido, por lo que habría un mínimo de 10 años para que se pudiera dar como fallecido en cualquier caso. Esto se suma a que la prescripción de un delito como el asesinato de Anna y Olivia es de 20 años, lo que dilata aún más toda la causa.

Artículos recomendados

Comentarios