El rap es la nueva música revolucionaria

El rap es la nueva música revolucionaria

El rap político se ha convertido en la banda sonora de los movimientos activistas en la actualidad al compás de una emergencia de grupos y artistas imparable.

Música Xose Llosa Xose Llosa 14 Noviembre 2016 12:59

A lo largo de la historia el activismo ha tenido siempre su banda sonora, que ha ido variando para conectar con la gente, sobre todo con los más jóvenes, pero que siempre ha manteniendo ese hilo de unión que encuentra cruce entre lo punzante, lo irónico y lo cortante. Desde la música tradicional, hasta el punk, el rock, pasando por la rumba catalana... todos los géneros han dejado en sus letras himnos generacionales vinculados a movimientos a pie de calle. Sin embargo, hay uno que no: la movida madrileña, que con el paso de los años sólo ha sabido recordarnos una y otra vez que no había nada tras lo estético del show ochentero de la capital.

Antitodo "Antitodo"

El punk siempre ha sido la música reivindicativa por excelencia, el 'antitodo' de los 'Eskorbuto' fue un grito de una generación salpicada por el nihilismo, que lleva décadas resonando en salas de conciertos. El estilo musical británico aquí germinó y se afianzó rápidamente y dejó una herencia que nos lleva a nuestros días entre grupos de punk, o otros inspirados por el movimiento: 'Lendakaris Muertos' y su grito irónico, los 'Animales Muertos', herederos del autodestructivo del punk vasco, y otros estilos musicales emergentes, como el HxC de 'Escuela de Odio' o 'Habeas Corpus', que mantuvieron buena continuidad, o el punk-rock que cuenta éxito hasta nuestro días. Sin embargo, cuando te dejas caer en una sala a ver a Marky Ramone, y asumes que la media de edad se acerca a los cuarenta, quizá sea hora de asumir que, si bien "el punk no esté muerto", sí que está de parranda. El nuevo hilo musical del activismo es el rap. La nueva música revolucionaria, que hereda el espíritu desgarrado de ese punk directo de los RIP, pero que cambia en forma.

Los Chikos del Maíz "Los Chikos del Maíz"

Tradicionalmente alojado en lo estético y lo comercial, el rap, hasta hace muy poco, no había aportado absolutamente nada a los movimientos sociales estatales. Simplemente trataba de ser un reflejo estético de situaciones de marginalidad, rapeando sobre marichuladas, cortes de coca y encontronazos violentos en cualquier esquina del barrio. Lo dicen muy claro los Suquet de rap:

"Canciones sin mensaje inundan el panorama, muy obsesionados con el cuerpo y la fachada. Ir sin camiseta no te hace un rapero, tampoco presumir de oro o no encontrar para drogarte". La veu dels oblidats, Suquet de rap & Vera de Mafalda (2016).

La música que había nacido de la calle, como grito de la calle, se había alejado de la gente hasta llegar a la autoparodia. Sin embargo, en los últimos años el rap se afianza en nuestro contexto alejado del discurso fácil y se descubre renovado como una fábrica de himnos para toda una nueva generación.

1 Los Chikos del Maíz y la Tuerka Rap

El ABC intenta vincular de manera íntima a Los Chikos del Maíz con Pablo Iglesias, y la identidad del grupo ha llegado a peligrar bajo la etiqueta "de BSO del coletas". Sin embargo, mucho antes que Podemos desembarcase en la escena política, mucho antes del 15-M y la Tuerka en YouTube, Los Chikos del Maíz ya cantaban aquello de "más rojos que la regla de tu hermana".

No obstante, hay dos de los factores determinantes para que el rap político haya tomado tal relevancia: uno es el éxito de 'Los Chikos del Maíz', un grupo que ha logrado traspasar el género y su público: "punkis bailan nuestras letras", y, por otro, La Tuerka, el canal YouTube en el que participa Pablo Iglesias, con el espacio la Tuerka Rap dio eco a muchos conjuntos anónimos.

Los Chikos del Maiz están dando sus últimos coletazos como grupo por los escenarios, ya que prometen la disolución del conjunto al cierre de esta gira de despedida, tras la publicación de Trap Mirror.

"Ahora dices que la fama se la debo al coletas. No, ya te follaba en las maquetas" . Los pollos hermanos, Trap Mirror. Los Chikos del Maíz (2016).

2 Sons of Aguirre

Probablemente el testigo de 'Los Chikos del Maíz' como grupo referencia lo termine recogiendo Sons of Aguirre. La pareja formada por Willylet (Día Sexto) y MC Endesa (Masa) se convierte en un dúo icónico que hace alegoría del capitalismo cantándole al "obrero liberal". Exitosos en YouTube, llenan salas de conciertos cada fin de semana con una agenda muy activa, pese a que sólo hay de ellos una maqueta compartida con el boca a boca.

El secreto de los Hijos de Aguirre ha sido escaparse del discurso panfletario dándole la vuelta a través de la ironía. Por otro lado, han sabido comprender y utilizar YouTube como muy pocos. Apadrinados por Toni el Sucio, de Los Chikos del Maíz, lanzaron el vídeo de Los Chicos del FMI, en el que su directora habitual, María Lluch, logró un acabado profesional con una inversión nula. A partir de ese vídeo todos sus clips han manteniendo ese punto de calidad, lo que mezclado con letras afiladas termina despertando un nuevo hito: "Hijo bastardo de Botín y Amancio Ortega, sabes, mi mierda libera Pyongyang y Venezuela".Los Chicos del FMI, Sons of Aguirre con Toni el Sucio (2015).

No obstante, el camino de Día Sexto y de Masa no parte de cero. El primero lleva años en la escena en solitario, y el segundo es un habitual de La Tuerka News, ahora también vloguero del Jueves empeñado en rendir tributo a Álvaro Ojeda.

3 Arma X

El viejo Logan asturiano nace de las cuencas mineras, y el mensaje de la Cuenca siempre ha sido muy claro en él. Mucho antes de que el rap político se apoderase de la red, Arma X rapeaba en las fiestas del 1 de mayo en el dúo de Stoned Atmosphere, un grupo con cierta trayectoria en Asturias que logró sonoridad a través de su colaboración con Escuela de Odio en "Una patria sin sol". Con drama de por medio, Stoned Atmosphere se disolvió, y el espíritu reivindicativo de la pareja se mantuvo en los 25 otoños de 'Arma X' (2009), que pasó de la Patria sin sol a la Zona Minada.

Para comprender la música reivindicativa asturiana hay que comprender la decadencia del sector minero y naval en la región. Los padres de los hoy rondan los treinta eran trabajadores de la industria del astillero y la mina, desmantelada por diferentes gobiernos socialistas. La vida económica y social cambió en Asturias radicalmente, mientras el movimiento sindicalista de izquierda, muy fuerte en la región, se sintió siempre apuñalado por la espalda por el PSOE. Esta situación tan particular radicaliza la izquierda asturiana a partir de los 80', con un conflicto en la minería que se mantiene hasta nuestros días y el caso Zarréu como coletazo más reciente. La herencia de esa trayectoria queda muy bien reflejada en la voz de Arma-X, que se convierte en rapero generacional en el norte.

De nuevo, el rechazo a que se vincule el género a Podemos lo encontramos muy marcado. Arma X les dedicó estas líneas a los parlamentarios morados en uno de sus últimos vídeos: "Somos prepotentes, niños repelentes, los posmods' más tontos en la Complu' siempre. De jóvenes rojos, y ahora un nuevo PSOE, nuevos traidores como papi y su gente. Ahora, ¿a quién vas a votar?".#26J la Jota es por Junio, Arma-X (2016).

4 Pablo Hasél

Siempre queda la duda de hasta qué punto el autor es coherente con lo que canta cada noche cuando se sube al escenario, y mientras esa duda se mantiene en perpetua suspensión en la mayoría de las ocasiones, en el caso de Pablo Hasél no hay ambigüedad posible. El conocido rapero, uno de los veteranos, es también reconocido como activista en cataluña. La trayectoria musical deja a sus espaldas más de una docena de maquetas, siempre alejado del negocio discográfico, y con el mensaje más directo de los que probablemente se recojan en el artículo. Sus letras le han llevado a los medios generalistas, también a la Audiencia Nacional, y los problemas con la justicia a raíz de su actividad son recurrentes. Este contexto le ha convertido también en el rapero favorito del sector político:

Palabras de Esperanza Aguirre, que confiesa sentir "asco" hacia Hasél: "Parece ser que es el amigo de Monedero, el proetarra, el rapero de Podemos que ha sido condenado por enaltecimiento del terrorismo".

Como en su momento a Soziedad Alkoholika, cuando la AVT emprendió acciones legales contra el grupo, o como sucede con Manu Chao, Fermín Muguruza o la Banda Bassotti, ver en concierto a Pablo Hasél es casi misión imposible en muchas regiones, donde sus actuaciones se topan con el veto de las Delegaciones del Gobierno aquí y allá.

Pablo Hasél "Pablo Hasél"

5 Mala Praxis

Con producción de primer nivel, una de las más destacadas de la escena española, los zaragozanos de Mala Praxis tengo que confesar que son uno de mis grupos favoritos. Centran el foco de manera recurrente en los medios de masas con el mensaje de poderes de Chomsky muy reafirmado en sus letras: "Si lo has visto en la tele no te creas nada", y lejos de presentar un discurso ideológico ortodoxo, en sus canciones acentúan lo pragmático, intentando desmontar algunos de los tótems del mundo globalizadi. Temas sobre los que se lleva escribiendo y cantando décadas, pero que nunca dejan de ser actualidad.

"Hay mucho mentiroso que afirma ser periodista, como Xavier Sardá y su cínica retórica, de Crónicas Marcianas a marciano en la política".No te creas nada, Mala Praxis (2015).

6 Suquet de rap y Mafalda

Quería meter en el artículo de alguna manera a Mafalda, así que aprovecho la colaboración de Vera de Mafalda con el dúo de raperos de Suquet de rap para hacer un dos por uno. Mafalda es un grupo ecléctico valenciano que combina en un conjunto multitudinario herencias de aquí y allá. Sobre la base del reggae y el ska, sus canciones saltan entre el metal, la rumba o el rap, en un sintonia casi inédita en la escena. Hay decenas de grupos reggae y ska mejores y peores, pero ni uno sólo como este. Lo fundamental de Mafalda es que hacen la mejor música sin entrar al juego de la industria musical, viviendo de sus actuaciones y las aportaciones de la gente a través de plataformas de crowdfunding.

Muy volcados en colaboraciones, a través de una de ellas llegué a Suquet de rap, como decía, un grupo de rap valenciano autodefinido como rap político, y en su caso con una tendencia feminista determinante:

7 Wayne Fernandez

Cerramos el desfile con Wayne Fernández, otro asturiano, este con una carrera emergente, que acaba de estrenar un nuevo vídeo con mensaje antirracista de la mano de OzonoMan. La producción del nuevo clip pega un salto de nivel, y la voz desgarrada de Wayne es un eco renovado de las cuencas mineras asturianas que tanto han dado a la música alternativa. Pronto se hablará mucho de él:

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados