Rajoy pone al niño Jesús una pistola en la cabeza en la última portada de El Jueves

Rajoy pone al niño Jesús una pistola en la cabeza en la última portada de El Jueves

La atrevida portada de El Jueves muestra a Mariano Rajoy secuestrando al niño Jesús el día de las terceras elecciones generales y amenazando con dispararle en la cabeza.

Política 01 Septiembre 2016 11:51

Aunque El Jueves acostumbra a sorprender con sus atrevidas portadas, de vez en cuando va un paso más allá y marca un antes y un después; ya sea porque da justo con la tecla en el momento más acertado, o porque, en efecto, muestra una caricatura en su cubierta delantera realmente polémica.

En medio de la tensión por la investidura de Rajoy, la formación o no de gobierno y la posibilidad de ir a unas terceras elecciones generales en tan solo un año, El Jueves se ha atrevido a bromear precisamente con la fecha en que se celebrarían estas elecciones, que sería el 25 de diciembre -salvo que se reduzca por ley la duración de las campañas electorales-. Es decir, el día en que todos los españoles se están atiborrando en sus casas de turrón duro, turrón blando y turrón de mazapán porque es Navidad y en Navidad se come turrón.

En la portada de El Jueves se puede ver a Mariano Rajoy, candidato a la Presidencia, irrumpiendo en el pesebre y secuestrando con una pistola en la cabeza al Niño Jesús (¿o es Íñigo Errejón?), recién nacido el 25 de diciembre. "¡Investidme o me cargo la Navidad!", dice uno de los bocadillos de Rajoy, "¡Que estoy muy loco!", dice el otro. Por detrás, la Virgen María y José sudan la gota gorda para recuperar a su pequeño.

Después de que la publicación revelase en su perfil de Twitter la portada de esta semana, esta corrió como la pólvora y desató todo tipo de comentarios entre los usuarios: algunos se la tomaban a humor y lo celebraban entre risas, mientras que otros pocos mostraban su indignación. Sea como sea, el tuit ha superado ya los 3.000 RT y los 1.000 MG.

Rajoy, acusado de chantaje con la fecha de las terceras elecciones

En el momento en que Ana Pastor fijó la fecha de la primera votación de investidura, después de muchos titubeos de Rajoy (que si acepto la candidatura con reservas, que si no pongo fecha...), se calculó cuándo serían las siguientes elecciones en caso de que no se formara gobierno y teniendo en cuenta los plazos fijados por ley. Muchos grupos políticos comenzaron entonces a criticar a Rajoy y acusarle de jugar con el chantaje de organizar elecciones en Navidad; algo que, por un lado, provocaría el enfado de los votantes, que responsabilizarían a los partidos que no se posicionaron a favor del gobierno; y, por otro, produciría una gran abstención.

Sin ir más lejos, Pedro Sánchez volvió a incidir en este chantaje en su intervención durante el debate de investidura. El PSOE ya ha propuesto acortar por ley las campañas electorales a una sola semana, iniciativa que ya han apoyado Podemos y Ciudadanos, por lo que sería respaldada por el número necesario de diputados.

Comentarios