Buscar
Usuario

Vida

Qué supone para EEUU la sentencia del asesinato de George Floyd: Chauvin, culpable

Tras la condena del policía que asesinó a George Floyd, son muchos los activistas que consideran que esto es el comienzo de un cambio a nivel global.

Qué supone para EEUU la sentencia del asesinato de George Floyd: Chauvin, culpable

Foto: Cordon Press

El 25 de mayo de 2020, el policía estadounidense Derek Chauvin asfixió a George Floyd, un hombre negro, hasta la muerte durante su detención por un delito menor de utilizar un billete falso de 20 dólares. El exagente presionó su rodilla contra el cuello de Floyd, mientras la víctima estuvo gritando "I can't breathe" (no puedo respirar) durante ocho minutos y 46 segundos.

Esto causó una revolución en Estados Unidos por los derechos de las personas racializadas, que denunciaban que esta no era la primera vez que un policía blanco asesinaba a una persona negra. En 2012, un joven negro de 17 años llamado Martin fue asesinado por George Zimmerman, un vigilante. En 2014 pasó lo mismo con Michael Brown. Ambos responsables fueron absueltos.

Tras el asesinato de Floyd, miles de personas en todo el país, e incluso en el mundo, se manifestaron contra la violencia policial y el racismo institucional al grito de 'Black Lives Matter'. Esto fue tan importante que Donald Trump se tuvo que esconder porque Washington se convirtió en propiedad de los manifestantes.

Derek Chauvin ha sido declarado culpable

Mientras tanto, el agente Derek Chauvin fue detenido e imputado por el asesinato de George Floyd y finalmente se ha hecho justicia: el jurado le ha declarado culpable. El ahora oficialmente asesino se enfrenta a una condena por tres cargos: hasta 40 años de cárcel por "asesinato involuntario en segundo grado"; hasta 25 por "asesinato en tercer grado" y 10 más por homicidio involuntario de segundo grado. Al no tener antecedentes, la condena máxima total que le puede caer es de 29 años de cárcel.

Esto se ha recibido con mucha emoción en todo Estados Unidos, suponiendo una sentencia histórica para los derechos de las personas negras. "Derek Chauvin se sienta en el tribunal, pero América se somete a juicio", sentenció el reverendo Al Sharpton antes del comienzo del juicio. Y es cierto que Estados Unidos tiene que hacer un gran trabajo de autocrítica y de conciencia antes de continuar presentándose como el supuesto país ejemplar que es.

Momento del asesinato de George Floyd, con la rodilla de Derek Chauvin sobre su cuello "Momento del asesinato de George Floyd, con la rodilla de Derek Chauvin sobre su cuello"

Estados Unidos y la falta de autocrítica

La condena de Chauvin supone una profunda crítica a la impune violencia policial que hay en Estados Unidos (y también en el resto del mundo), y que sobre todo sufren personas negras. Esto ni siquiera se pudo terminar cuando estuvo el primer presidente negro en Estados Unidos, Barack Obama (también es cierto que estaba ocupado bombardeando Yemen, Afganistán y otros países mientras recibía el Nobel de la Paz en 2009).

Entre 2013 y 2019, 7.649 personas han sido asesinadas por la policía estadounidense. Un estudio elaborado por el activista Sam Sinyangwe corrobora que una persona negra tiene casi el triple de probabilidades de morir asesinado por la policía que una persona blanca. El caso de Floyd fue la gota de colmó el vaso y se ha convertido en un referente a nivel global para la lucha contra la violencia policial, por lo que ha tenido un impacto enorme y donde su rostro se pudo ver en pancartas de todas partes del mundo.

Los activistas por los derechos humanos de las personas racializadas han reivindicado que esto es el principio de la búsqueda de una justicia real, entre lágrimas de júbilo y rabia al mismo tiempo. Joe Biden también ha celebrado que se haya hecho justicia, aunque también es cierto que tampoco se puede olvidar que este hombre también bombardea países periféricos como Siria, tal y como hizo en febrero de 2021 nada más entrar al poder.

De todas formas, esto es el catalizador de lo que podría ser un cambio a nivel global contra el abuso de poder de la policía, que se puede ver representado contra las personas racializadas o cualquier otra minoría. También podría ser un cambio para que Estados Unidos, al menos, comience a impulsar reformas para la policía, como así ha anunciado Biden, buscando reparar daños.

Artículos recomendados

Comentarios