Buscar
Usuario

Noticias

La autopsia oficial de George Floyd concluye que su muerte fue un homicidio

Al igual que la encargada por la familia, determina que la muerte se produjo por la presión que el agente Derek Chauvin ejerció sobre su cuello.

La autopsia oficial de George Floyd concluye que su muerte fue un homicidio

La muerte de George Floyd, el afroamericano de 46 años que fue arrestado de forma violenta por un policía blanco en Minneapolis (Minesota, EEUU), fue un homicidio. Así lo ha determinado la autopsia oficial realizada por el forense del condado de Hennepin.

El documento, hecho público por el diario The Washington Post, determina que Floyd murió de "paro cardiopulmonar que se complicó con el subyugamiento, limitación y compresión del cuello y la espalda que desencadenó la suspensión del riego de sangre el cerebro" el pasado 25 de mayo a las 21:25 hora local.

La familia de George Floyd encargó otra autopsia que ha sido llevada a dirigida por Michael Baden, ex director de Patología Forense de Nueva York y asesor científico del comité del Congreso que investigó el asesinato del presidente John Fitzgerald Kennedy, y ha llegado a la misma conclusión.

Esto contradice la versión de las autoridades de Minnesota, que sostiene que "no hay hallazgos que apoyen un diagnóstico de asfixia traumática o estrangulamiento", y que el fallecimiento del afroamericano fue causado por enfermedades coronarias, hipertensión, y por el uso de sustancias que no especifica si son legales o no, aunque tuvieron como efecto causarle una "intoxicación".

Las autoridades mienten

El agente Derek Chauvin asfixió a George Floyd "El agente Derek Chauvin asfixió a George Floyd"

Lo que está claro es que las autoridades han mentido. La investigación encargada por la familia de Floyd indica que cuando llegó una ambulancia ya estaba muerto, y que los intentos de reanimación no tuvieron respuesta. Según Baden, murió aproximadamente cuando el agente de policía Dereck Chauvin llevaba 3 minutos y 50 segundos con su rodilla izquierda sobre su cuello, la cual mantuvo casi 9 largos minutos.

Aunque Floyd fue trasladado muerto en la ambulacia, la versión oficial afirma murió en el hospital. Esto no es más que un tecnicismo ya que  en EEUU una persona solo es oficialmente declarada muerta cuando el certificado de defunción es expedido, y eso es algo que solo puede hacer un médico. Por tanto, legalmente, Floyd falleció en el hospital, aunque en realidad ya estaba muerto.

Chauvin solo ha sido acusado de asesinato en tercer grado, es decir, homicidio involuntario. Sin embargo, según Baden, cuando los transeúntes le piden al policía que afloje la presión sobre Floyd, "El agente Chauvin reajusta su rodilla para comprimir más el cuello. Eso es una expresión de conocimiento, evidencia de conducta penal".

Artículos recomendados

Comentarios