El punk ha muerto y el hijo de Malcolm McLaren va a quemar lo que queda

El punk ha muerto y el hijo de Malcolm McLaren va a quemar lo que queda

2016 ha sido nombrado "año del punk" de la mano de la Reina de Inglaterra y Joe Corré no está precisamente de acuerdo, así que ha amenazado con quemar su colección de 6 millones de euros.

Música Paula Cantó Paula Cantó 03 Abril 2016 16:17

El punk ha muerto. Aquel movimiento que abanderaron grupos llenos de rabia, desencanto y tachuelas como los Sex Pistols o The Clash ha fulminado sus últimos vestigios. El espíritu inconformista y antisistema que clamaban las furiosas canciones gestadas en la Inglaterra de los 70 se plasma ahora en una aclamación popular a modo de homenaje y, desde hace tiempo, en las exitosas prendas de ropa que rezan 'Punk's not dead'. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

Todo esto se envuelve en el manto irónico de que 2016 haya sido nombrado 'el año del punk' por el 40º aniversario del lanzamiento de 'Anarchy in the UK' de los Sex Pistols. Un anuncio hecho por la propia Reina de Inglaterra, el cual se postula totalmente en contra del verdadero espíritu anti sistema de este movimiento. Así, Londres se prepara este año para acoger un sinfín de exhibiciones, programas y giras para elevar el movimiento punk a un nivel en el que nunca quiso estar. Y este giro del punk hacia el mainstream es lo que ha llevado a Joe Corré, hijo del que fuera el manager de los Sex Pistols, Malcolm McLaren, y de Vivianne Westwood, a llevar a cabo, quizá, el último acto verdaderamente puro dentro de este movimiento. El cofundador de Agent Provocateur ha prometido quemar su colección punk valorada en 6 millones de euros. Toda una declaración de intenciones que no hace mucho explicaba a la prensa en unas escuetas pero demoledoras frases. Unas frases que no hace falta analizar en profundidad para saber que sí, que el punk ha muerto. Y Joe Corré va a quemar lo que queda.

1 "Que la Reina nombre 2016 el año del punk y le de su bendición oficial es lo más escalofriante que he oído nunca"

Igual no se lo han explicado bien "Igual no se lo han explicado bien"

La Reina aprobando el punk, un movimiento que desacreditaba su figura, su poder y todo lo que ello conllevaba, es la prueba del esperpento que supone esta situación. Es como un vegano manifestándose a favor de las corridas de toros. El punk es anarquía, libertad y, desde luego, una reivindicación antimonárquica. La Reina ha aceptado el punk como movimiento cultural mundial, no como el movimiento reivindicativo que pretendía ser en sus rabiosos inicios. Si el punk ahora es esto, desde luego ya no es punk. Al menos esto es lo que debe de pensar Joe Corré.

2 "El punk se ha convertido en una maldita pieza de museo o en un acto tributo"

Lo que queda del punk está en museos "Lo que queda del punk está en museos"

"Ya no es un movimiento para el cambio", acusa el hijo del que fuera manager de los Sex Pistols como si se hubiera afiliado a Podemos. El punk como revolución, desde luego, ha muerto. Ahora solo quedan los vestigios en museos y en actos tributo como el que quiere rendir Inglaterra. Corré nos abre los ojos ante esta 'reivindicación punk' que pretende vender como homenaje la ciudad londinense.

3 "Solo piensan en el dinero. Son las ideas lo que importa, no la memorabilia"

Según Corré, la idea del punk ya no existe "Según Corré, la idea del punk ya no existe"

Así se defendía Joe Corré, con una fría indiferencia, ante las personas que lo acusaban de quemar una enorme suma de dinero y de, claro está, valor emocional. Son varios los indignados que han demandado que el hijo de Vivienne Westwood (quien, según Corré, apoya esta iniciativa) no queme la colección punk y done el dinero a la caridad. "Son mis cosas y puedo quemarlas si quiero. Es lo mejor que puedo hacer", aseguraba. "¿Por qué tienen valor si es algo que representa una idea que ya no existe?". Las Fallas de vinilos que pretende encender Corré a finales de año parece imposible de parar.

4 "Lo más peligroso es que la gente ha dejado de luchar por lo que cree"

Joe Corré va a quemar su colección punk

Con la aparente muerte del punk, muere la lucha social, muere la reivindicación y muere el empeño necesario por luchar por lo que es justo. Así lo ve Joe Corré, que insiste además en que un "malestar general" se ha instalado entre el público británico. "La gente ya no siente que tiene una voz".

5 "¿A quién le importa revivir el espíritu del punk?"

La gente tiene que creer en ello "La gente tiene que creer en ello"

El punk ni está ni se le espera. Al menos es el mensaje que se puede extraer de las palabras de Corré ante la pregunta de quién es el que representa ahora el espíritu del punk. Corré, sereno y distante, asegura que no lo sabe. "No puedes intentar revivir un espíritu, o existe o no", respondía tajante respecto al punk. "La gente tiene que creer en ello y ya no estoy seguro de que exista".

Comentarios