Una princesa saudí ordena a su guardaspaldas que mate a un decorador

Una princesa saudí ordena a su guardaspaldas que mate a un decorador

"Mata a ese perro" fue la orden que utilizó la princesa para ordenar a su guardaespaldas que acabara con la vida de un decorador por sacar fotos de su vivienda.

Noticias María Pérez García María Pérez García 04 Octubre 2016 09:49

La princesa Hassa, descendiente del antiguo rey Khalid e hija del Rey Salman, ha abandonado París, solicitando inmunidad diplomática, después de que un decorador del país interpusiera una denuncia a las autoridades contra ella por agresión y ordenar a su guardaespaldas que acabase con su vida.

Según informa Independent, el decorador fue sorprendido por la princesa haciendo fotos de la residencia que posee en el número 16 de la avenida Fosch de París. Hassa creyó que la intención de la supuesta víctima era vender las fotos a la prensa del corazón. El decorador intentó explicarle que las fotos eran para colocar los muebles en la misma posición que estaban después de la reforma, pero la princesa no atendió a razones y pidió a su guardaspaldas que acabase con su vida. 

"Mata a ese perro, no se merece vivir", esas fueron las palabras exactas con las que la princesa ordenó su muerte. Según el relato que el decorador proporcionó a la policía, el guardaespaldas le propinó varios golpes en la cabeza y le ató por las muñecas. Una vez amarrado le obligó a besar los pies de la princesa en señal de arrepentimiento. 

Según las declaciones de la víctima permaneció atado durante cuatro horas, hasta que otro miembro del cuerpo de seguridad de la noble le soltó, después de tomar una copia del carnet de identidad. Tras echarle a la calle le advirtió que no debía acercarse nunca más por ese distrito. 

Una vez liberado el decorador acudió a la policía, que pudo atestiguar su declaración ofreciendo como prueba las marcas de los golpes que había recibido en la cabeza. La abogada del guardaespaldas, Elie Hatem, ha querido declarar ante tal acusación. Según la letrada si en el edificio había unas veinte personas en el momento de la agresión, "¿Cómo pueden haberse pasado por alto los hechos que indica el demandante?"

El suceso tuvo lugar en París, en la residencia de la princesa "El suceso tuvo lugar en París, en la residencia de la princesa"

La policía ha corroborado que la versión del decorador se corresponde con los golpes que presentaba en la cabeza. Así mismo, ha aclarado a la abogada del guardaespaldas que es normal que se tomen fotos mientras se realiza un trabajo de decoración. El cuerpo también tuvo que intervenir para devolverle el material de trabajo, que había tenido que abandonar en el apartamento de la princesa después del incidente. 

A pesar de lo sucedido, el decorador reclama a la princesa 20.000 euros, la cantidad que debía de haber percibido si se hubiese completado el trabajo. 

Arabia Saudí cuestionada por el trato de su personal doméstico

No es la primera vez que el país se coloca en la palestra por el trato que reciben los empleados del hogar. Un mujer de origen indio contratada por una familia de Riad, capital de Arabia Saudí, fue mutilada por sus jefes por intentar huir de su puesto de trabajo

Kasturi Munirathinam, de 58 años de edad, cansada del acoso y del trato de la familia contratante intentó abandonar la residencia de sus jefes, por lo que fue castigada con la mutilización de su brazo derecho. 

El gobierno de la India tomó acciones en el asunto y emitió una queja formal a las autoridades saudíes "por el brutal ataque", según declara lainformación.com.

Comentarios