Buscar
Usuario

Política

Un parlamentario de Polonia acusa de pedofilia a los homosexuales y propone que se les castigue con latigazos

El ultraderechista participó en una televisión polaca en la que soltó su discurso de odio en contra del colectivo LGTBI.

Un parlamentario de Polonia acusa de pedofilia a los homosexuales y propone que se les castigue con latigazos Un parlamentario de Polonia acusa de pedofilia a los homosexuales y propone que se les castigue con latigazos

Foto: PAP

Una televisión polaca, WRealu24, independiente, situada en la ultraderecha y compuesta por una arrolladora mayoría de hombres, ha entrevistado a a otro hombre más. En este caso fue Grzegorz Braun, miembro del Parlamento de Polonia, ampliamente conocido por haber sido uno de los candidatos a las elecciones generales de 2015 y por sus mensajes antisemitas, además de su discurso profundamente neonazi e intrínsecamente homófobo.

Las declaraciones del parlamentario ofrecen una serie de datos para nada contrastados dirigidos en contra del colectivo LGBTI. A pesar de la gravedad y falsedad de sus palabras, ni siquiera el entrevistador, Pawel Jaworski, le frenó. Parece que en todos los años en los que Jaworski ha estado estudiando para ser historiador no ha tenido tiempo para detenerse y pensar si sus declaraciones son válidas. En la entrevista dijo claramente que "el 94% de los homosexuales son pedófilos".

No solo eso, sino que le lanza una pregunta a Grzegorz Braun: "además, están luchando por el derecho a la adopción, ¿cierto?". El parlamentario polaco no duda ante tal cuestión y añade que los homosexuales sienten atracción por los niños, "la estadística lo corrobora". Lo cierto es que, aunque le pese a Braun, la estadística no lo corrobora.

Acusaciones mal orientadas de pederastia

Ante las declaraciones del parlamentario, el entrevistador solo asiente. "Deberíamos proteger a los niños de todos los males, de depredadores que esperan a gente joven". Si hay que proteger a los niños de los pederastas, basándonos en los datos estadísticos, hay informes sobre abusos sexuales que calculan que, en todo el mundo, hay casi 100.000 víctimas de pederastia por parte de la Iglesia. De hecho, "los informes del Vaticano reflejan 600 denuncias cada año por abusos en el seno de la Iglesia". En cambio, no hay datos que relacionen la homosexualidad con la pederastia.

Es comprensible que a los dos hombres que aparecen en la entrevista no les sea plato de buen gusto hablar de casos de pederastia en la Iglesia, teniendo en cuenta que Polonia es un país muy fiel al cristianismo. Esto no quiere decir que una persona que sea cristiana vaya a ser homófoba, pero lo cierto es que en el caso de Polonia hay una gran defensa hacia la impunidad de su religión.

La Unión Europea: ¿libre para personas LGBT?

En medio de toda esta verborrea homófoba, Grzegorz Braun explica que el día del Orgullo es solo una excusa para "reclamar el derecho de abusar sexualmente de niños". Además, se muestra completamente abierto a que se castigue a los homosexuales con latigazos, como ya ocurrió en Indonesia el pasado enero, cuando una pareja homosexual recibió un total de 77 latigazos cada uno.

Respecto a esto, ¿cuál es el poder que tiene la Eurocámara para reaccionar ante tales declaraciones? De momento, solamente han dicho que la Unión Europea es un territorio "libre para homosexuales", en respuesta a que Polonia se declaró un país "libre de homosexuales". Esto es algo totalmente inefectivo, sin ningún tipo de reparación ante la LGBTfobia estructural que hay dentro de Europa, y que no soluciona ningún problema que viven diariamente las personas LGBTI.

Sigue habiendo homofobia estructural en todo el mundo, sigue habiendo agresiones constantes a personas LGBTI, las personas trans siguen viviendo una situación desoladora dentro de un territorio europeo supuestamente libre y se siguen permitiendo las pseudoterapias de conversión. La Unión Europea, más que ser una zona libre para homosexuales, es una zona libre para que se ataque abiertamente al colectivo LGBTI con una impunidad bastante preocupante, como así se ha demostrado con Grzegorz Braun y Pawel Jaworski.

Artículos recomendados

Comentarios