Un oso salvaje se cuela en un centro comercial de Rusia

Un oso salvaje se cuela en un centro comercial de Rusia

Un oso apareció ayer en un centro comercial en Jabárovsk (Rusia) y fue asesinado con un disparo tras escapar por el vecindario y aproximarse a una guardería.

Noticias David Carro David Carro 15 Octubre 2015 12:22

El pobre oso ruso no sabía cómo acabaría cuando decidió meterse en un centro comercial de la ciudad de Jabárovsk (Khabarovsk), al este del país, cerca de la frontera con China. Una de las empleadas ha relatado que estaba junto a la caja registradora de la tienda en la que trabaja cuando escuchó cómo se rompía una de las puertas del centro. Pensando que se estaba produciendo una pelea, se asomó y cuál fue su sorpresa al encontrarse al oso corriendo frente a ella. Asustados, los trabajadores esperaron a que el oso se fuera para refugiarse en la trastienda.

El oso escapa

Como se puede ver en las imágenes de The Guardian registradas por las cámaras, el oso estaba muy inquieto y alterado en el centro y buscaba desesperadamente una salida, por lo que debía haberse colado por accidente. Unas mujeres grabaron, escondidas en un coche, cómo el oso golpeó los cristales del centro comercial intentando escapar hasta que por fin dio con las puertas de la calle, causando gran pánico entre las mujeres, cuyos gritos se pueden escuchar en el vídeo.

El oso destrozó la puerta para irrumpir en el centro comercial (Fuente: BBC) "El oso destrozó la puerta para irrumpir en el centro comercial (Fuente: BBC)"

En ese momento, el oso se dio a la fuga por el vecindario y un cuerpo de militares comenzó a perseguirlo, uniforme de camuflaje incluido. El animal, desorientado, se acercó a una guardería. Consiguió escapar en varias ocasiones a los disparos de los militares, pero finalmente fue abatido y murió, tal y como se puede ver al finalizar el vídeo, cuando un grupo de hombres carga el cadáver del oso en un coche.

Al parecer, el oso era muy joven y tan solo tenía 2 o 3 años, y podría haber decidido cruzar el río Amur hacia la ciudad en busca de una guarida, fruto de su inexperiencia. Las autoridades rusas están investigando si la decisión de disparar al oso salvaje fue acertada o no. Ninguna persona resultó herida.

Comentarios