Buscar
Usuario

Cine

'No te preocupes, querida', la polémica te salvará del olvido

Un repaso a la polémica que se ha desatado en Venecia con 'Don't Worry Darling' y el feud entre Florence Pugh y Olivia Wilde.

'No te preocupes, querida', la polémica te salvará del olvido 'No te preocupes, querida', la polémica te salvará del olvido

Foto: Warner Bros. Pictures

Todo apuntaba a que 'Don't Worry Darling', la nueva película como directora de Olivia Wilde, iba a ser un título más para tener en cuenta esta temporada. Ambientado en los años 50, 'No te preocupes, querida' se presentaba cual thriller psicológico en el que Alice Chambers (Florence Pugh) empezará a cuestionarse la realidad que hay tras la aparentemente idílica ciudad de Victoria, en la que vive junto a su marido, Jack (Harry Styles), y en la que todos los hombres de esa comunidad trabajan en un proyecto secreto manejado por Frank (Chris Pine), fundador del Proyecto Victoria. La premisa parecía una vuelta de tuerca a la de 'Las esposas de Stepford' (la peli de culto de Bryan Forbes de 1975 que tuvo remake en 2004), algo, cuanto menos, interesante. Pero siendo sinceros: el tráiler que salió a la luz ya dejaba ver que el nivel de bodrio apuntaba a ser épico.

El pasado 5 de septiembre, la película se estrenaba en Venecia fuera de concurso, con unas primeras críticas un tanto demoledoras (se veía venir), y en las que se ha alabado el trabajo de Pugh, quien hacía un paréntesis en su agenda (se encontraba grabando 'Dune 2' en Budapest) para hacer acto de presencia en el festival después de que Olivia Wilde anunciase en la rueda de prensa que la actriz no iba a estar presente (sí que se sabía que acudiría a la première, ese mismo día). El feud entre Wilde y Pugh parece haberse estado cociendo desde hace un tiempo, pese a que la intérprete dejase claro que, para ella, trabajar a las órdenes de Wilde como directora iba a ser un peak en su carrera ya que la idolatraba por su primera peli, 'Súper empollonas'.

Florence Pugh y Harry Styles en 'No te preocupes, querida' Florence Pugh y Harry Styles en 'No te preocupes, querida', imagen de sustitución
Florence Pugh y Harry Styles en 'No te preocupes, querida' Warner Bros. Pictures

Pero hay que hacer un breve repaso a la historia detrás del rodaje de 'No te preocupes, querida', para intentar esclarecer qué ha pasado para que hoy esté todo el mundo hablando de ella. Entre abril y mayo de 2020, Florence Pugh, Chris Pine, Dakota Johnson (que pronto se desmarcará por incompatibilidad de agenda) y Shia LaBeouf se anuncian como los principales intérpretes. En un principio, la propia Wilde iba a ser Alice y Pugh sería Bunny, su mejor amiga, roles que la directora decidía intercambiar para que así la protagonista fuese un personaje más joven. En abril, LaBeouf es supuestamente despedido. Aquí es cuando la polémica empieza a abrazar el proyecto.

Al parecer, y según declaraciones de Wilde a Variety, ella fue quien decidió apartar al actor debido a que su carácter chocaba demasiado con el de Pugh, quien no parecía estar cómoda con un partenaire en la ficción por todos conocido debido a su historial de acusaciones de abusos y encontronazos violentos. Fue LaBeof quien hizo llegar a la redacción de la revista una serie de capturas de pantalla de mensajes cruzados con Olivia Wilde en los que decía dejar el proyecto porque no había tenido tiempo de ensayar, además de un vídeo en el que la directora le suplicaba que se quedase.

El equipo de 'Don't Worry Darling' en la première del Festival de Venecia El equipo de 'Don't Worry Darling' en la première del Festival de Venecia, imagen de sustitución
El equipo de 'Don't Worry Darling' en la première del Festival de Venecia GTres

Y llegó Harry Styles (aka la celebridad viva que ha decidido llevar al límite el queerbaiting) como sustituto de LaBeouf. Y Wilde y él se enamoraron. Hasta aquí, el que podría ser uno más de los romances que en Hollywood se han iniciado durante un rodaje. Pero al parecer, es otro de los detonantes del espectáculo que el público y la prensa han podido vivir en Venecia. Sin que haya trascendido la verdadera razón, al parecer, el ambiente que se creó una vez que la directora y el ex componente de One Direction empezaron a intimar no fue bien recibido por el resto del equipo. Tal es el punto que, una vez finalizada la filmación, Olivia Wilde compartió un post en Instagram alabando a Styles, su pareja, algo que el mundo captó como un burdo ninguneo a sus compañeros.

Miss Flo

Ese mismo ninguneo es el que Florence Pugh dejó patente hacia Wilde, a quien no mencionó cuando dio las gracias tras finalizar el rodaje. Además, la prota de 'Midsommar' se ha mostrado bastante reacia a hacer cualquier tipo de promoción de la peli (compartió el tráiler en su feed de IG y poco más), algo que la directora tenía muy interiorizado al anunciar en Venecia que Miss Flo (la forma en la que se refirió a ella), era "toda una fuerza" y que no estaría presente en esa rueda de prensa.

En esa misma línea temporal, Twitter cae rendido a los pies de Pugh al viralizarse el vídeo en el que la actriz, vestida de Valentino y con un Spritz en la mano, pasea por las calles de Venecia.

Las redes pedían a gritos que ojalá Ryan Murphy esté tomando notas para una nueva temporada de 'Feud', pero no todo aquí se resumía en el posible (y no del todo confirmado) malestar entre las dos mujeres (aunque las imágenes de ellas acompañadas por el resto de actores y sin tan siquiera acercarse ni cruzar miradas entre ambas hablan por sí solas). A ello, se suma la nula muestra de cariño entre Wilde y Styles (quienes han dejado claro que no van a hacer gala de su relación en público), el supuesto escupitajo que este parece echarle a Chris Pine en el momento de entrar a ver la película (ya desmentido, pero que echa más leña al fuego de una promoción que parece estar maldita), o las caras de este último pensando algo así como "Tierra, trágame", al escuchar decir a Harry Styles una obviedad que podría haber dicho una persona con siete años de edad mental: "Lo que más me gusta de la película es que siente como una película".

Aunque visto el revuelo causado, los titulares de los tabloides y la cantidad de memes que está provocando, más que una película parece que estamos ante un espectáculo en directo creado a imagen y semejanza de la era Twitter. Además, no hace falta decir que estamos deseando ver 'No te preocupes, querida', que ya tiene adscrito a su ADN la esencia de cualquier peli de culto que se precie.

Artículos recomendados

Comentarios