Buscar
Usuario

Noticias

Un neonazi convertido al islam mata a sus compañeros de piso fascistas por no respetar su fe

Los agentes hallaron en su casa varios artilugios para fabricar explosivos y material radioactivo.

Devon Arthurs pasó en tan solo unos meses de abrazar la esvástica nazi a leer con devoción el Corán. Su impresionante cambio no incluyó a sus compañeros de piso fascistas, que comenzaron a no respetar su nueva fe, lo que no fue de especial agrado para Arthurs.

La situación en la casa parecía ser insostenible por lo que Devon, en vez de pensar en cambiar de piso o en hablar tranquilamente con sus compañeros sobre lo que sucedía, prefirió coger una pistola y disparar contra sus examigos en el tórax y la cabeza, tal y como han señalado fuentes policiales.

Devon Arthurs, un exfascista reconvertido en musulmán, ha matado a sus compañeros neonazis por no respetar su fe "Devon Arthurs, un exfascista reconvertido en musulmán, ha matado a sus compañeros neonazis por no respetar su fe"

Arthurs que, recordemos, previamente había estado involucrado en todos los círculos de ultraderecha, afirmó durante el interrogatorio que sus compañeros Himmelman y Oneschuk "despreciaban la fe musulmana", y que todo ello le había convertido a él en víctima de los sentimientos islamófobos que están desarrollándose a nivel mundial.

El joven llegó a la comisaría después de haber llevado a los agentes de policía directamente hasta el lugar en el que se encontraban los cadáveres de sus compañeros. Al parecer, el joven decidió que, tras matarlos, lo más conveniente era pasear hasta un 'grow shop' (un local en el que se venden todo tipo de artilugios para cultivar marihuana) y retener contra su voluntad a dos clientes y un empleado. Allí fue detenido.

Bombas y material radioactivo

El joven retuvo a dos clientes y un empleado de un 'grew shop' después de asesinar a sus compañeros de piso "El joven retuvo a dos clientes y un empleado de un 'grew shop' después de asesinar a sus compañeros de piso"

Lo peor de todo ha llegado cuando la policía se dedicó a registrar la vivienda del joven. Lo que allí encontraron les dejó estupefactos: el joven de 22 años poseía todo tipo de artilugios para la fabricación de bombas (como nitrato de amonio) , así como materiales radioacitvos como el americio o el torio. Nadie sabe aún qué tipo de fechorías quería cometer con estos variados materiales.

Por todo ello, el joven se enfrenta a varios cargos entre los que se incluyen dos por asesinato, otros dos por agresión agravada y tres por secuestro armado. También están planteando incluir otro por posesión ilegal de material explosivos.

Mientras tanto, otro compañero de piso, también neonazi y que ha sido detenido por causas que no han trascendido a los medios, ha afirmado que su compañero había accedido a varios chats ultraderechistas en los que había afirmado que tenía la intención de "fabricar explosivos para matar a gente y bombardear infraestructuras".

Artículos recomendados

Comentarios