Buscar
Usuario

Noticias

Un cocinero australiano pretendía cocinar a su mujer tras asesinarla y descuartizarla

Markus Volke había matado a su esposa y pretendía eliminar el cadáver cocinándolo, pero tras ser descubierto por la policía se suicidó, por lo que ahora se investiga si hubo negligencia.

Hay historias que parecen de película pero, como se suele decir, la realidad muchas veces supera a la ficción. Fue en 2014 cuando la pareja formada por Markus Volke y Mayang Prasetyo protagonizó una acalorada discusión que terminó con un desenlace fatal

Un electricista que fue a solucionar un problema en la cocina de la pareja  percibió un un olor extraño: "Había un mal olor. Era un olor que no había olido nunca antes y que no podría describir". Aunque Volke trató de excursarse asegurando que el olor se debía a que estaba guisando cerdo, el electricista prefirió llamar a la policía.

Cuando los agentes llegaron al domicilio del chef encontraron una escena típica de una película de genero gore. En la nevera encontraron litros de sangre y en la lavadora el cuerpo descuartizado de una mujer. Al principio pensaron que se trataba de una broma de mal gusto, sin embargo, cuando descubrieron que en el interior de la olla había un pie humano, se disiparon todas las dudas. 

La joven asesinada llamada Mayang Prasetyo era de origen indonesio y había conocido a Markus cuando ella trabajaba como prostituta. Se casaron para que la joven obtuviese la nacionalidad australiana a cambio de que ella le consiguiese trabajo como gigoló pues Volke tenía altas deudas que ascendían a más de 9.000 dólares.

Según los vecinos, la pareja discutió acaloradamente durante más de media hora en la que Prasetyo gritó en numerosas ocasiones. Según informa el Daily Mail la discusión vino motivada porque la mujer amenazó a su marido con contar a su familia su pasado en la prostitución.

Mayang Prasetyo y Markus Volke "Mayang Prasetyo y Markus Volke"

Una posible negligencia policial

La historia ha vuelto a la actualidad a causa de que la justicia australiana tiene que determinar si la policía actuó de manera negligente en el caso. Cuando Markus Volke fue descubierto por los agentes y estos fueron a detenerle, en un presunto descuido policial el chef australiano se arrojó desde su ventana muriendo tras romperse el cuello.

Artículos recomendados

Comentarios