Las mujeres tienen "un cuarto de cerebro" que los hombres, según un clérigo saudí

Las mujeres tienen "un cuarto de cerebro" que los hombres, según un clérigo saudí

El clérigo, que ha sido suspendido de sus funciones, asegura que espetó las palabras porque "se le trabó la lengua".

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 23 Septiembre 2017 12:31

Un clérigo saudí ha levantado la polémica después de asegurar que las mujeres no deben conducir porquer "tienen un cuarto de cerebro" que los hombres. El país de Oriente Próximo es el único en el mundo que no permite a las mujeres manejar un vehículo.

Lejos de la reacción habitual de la última monarquía absolutista del mundo, en este caso no se puede negar la contundencia: el gobierno ha prohibido al clérigo, Saad ak-Hijri realizar cualquier tipo de actividad religiosa.

El discurso del imám, grabado y difundido en internet, aseguraba que "por naturaleza", las mujeres tienen "medio cerebro" en comparación con los hombres. Sin embargo, esta condición se rebaja, por ejemplo, cuando "van de compras", momento en el que se "reduce al cuarto". Un ejemplo, a su juicio, de por qué las mujeres no deben de conducir un vehículo.

Sus comentarios han provocado múltiples críticas en las redes sociales, que han obligado al gobierno a tomar medidas, algo prácticamente inaudito en un país con una visión tan rigorista del Islam sunní.

 Saad ak-Hijri asegura que las mujeres tienen " Saad ak-Hijri asegura que las mujeres tienen "un cuarto de cerebro" que los hombres"

El clérigo se retractó de sus palabras y achacó sus comentarios a que se le "trabó la lengua", tal y como afirma el diario digital Sabq. Sin embargo, gran parte de los sectores más conservadores de la sociedad aplaudieron sus comentarios.

Arabia Saudí mantiene la visión wahabita del Islam, una de las más conservadoras. La monarquía del Golfo Pérsico, bañada en el dinero del petróleo, está financiando su visión de la religión en algunas de las mezquitas que financia en Occidente, un motivo señalado por las autoridades para la rápida radicalización de muchos jóvenes que estaban perfectamente integrados en sus comunidades.

Las mujeres tienen prohibido conducir, estar solas en público sin la compañía de hombres que no sean de su familia, y en los restaurantes, incluso, se crean secciones separadass para familias y hombres solteros.

Las mujeres tienen que salir a la calle con niqab, una prenda que prácticamente tapa todo su cuerpo. Si salen vestidas de otra forma pueden ser duramente sancionadas, como la joven que salió a la calle en minifalda, se grabó y lo subió a internet.

2 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados