'Mueve mi Chic': Chicfy la vuelve a liar con otro anuncio legendario

'Mueve mi Chic': Chicfy la vuelve a liar con otro anuncio legendario

La aplicación de compraventa de moda ha creado un nuevo anuncio que está dividiendo las redes.

Televisión Adrián Parrondo Adrián Parrondo 24 Abril 2017 18:10

"Claro que sí guapi". Con esas palabras se viralizaba la campaña de la aplicación 'Chicfy'. Rápidamente todos nos contoneábamos al ritmo de "yo compro ropa, luego la vendo, así consigo este rollo que yo tengo" y el hit amenazaba con conquistar todas las calles, discotecas y bares de España a pasos agigantados. Hasta personalidades del mundo de la política no tardaron en tuitear mensajes con "claro que sí guapi" y gifs de la protagonista bailando en todo un intento de conquistar el voto más millenial. Porque las cuatro millones de visitas que posee el vídeo dan más que fe de que estamos ante todo un fenómeno viral.

En todo un remake, que es algo muy propio de estos últimos años, Chicfy la ha intentado volver a liar con esto: "Mueve mi chic".

Sí, en todo un alarde de originalidad, hemos pasado de una chica que perrea ante una moto y un fondo marrón, a otra que  cabalga a bordo de un corazón gigante de peluche y perrea en el jardín. El aumento de presupuesto es evidente.

El vídeo ha conseguido en tan solo tres días más de 46.000 visitas y promete volver a petarlo: con el anterior anuncio consiguieron aumentar los registros en un 120% , las vendedoras en un 150% y las prendas subidas a esta red en un 100%. 

Sin embargo, este nuevo anuncio está trayendo todo tipo de comentarios. Frente a los que han alabado esta nueva pieza y consideran que estamos ante un nuevo fenómeno similar al del anuncio de la Lotería de Navidad, hay otros que no han visto con buenos ojos que se cambie, por ejemplo, el "claro que sí guapi" por "mueve tu chi". 

Claro que sí, guapi

Mientras los usuarios discuten sobre qué lema es más pegadizo, lo cierto es que las espectativas estaban demasiado altas. El anterior anuncio había llevado, incluso, a que su antigua protagonista fuera invitada a participar en el programa 'Gran Hermano VIP', algo que muestra la gran repercusión que adquirió.

Algunos usuarios, también, han calificado de "machista" este anuncio y quienes han asegurado que la empresa "ha lanzado otro spot aún más horrible que el anterior". 

Una empresa que surgió tras un premio de televisión

La historia de Chicfy bien daría para escribir un libro de esos famosos que fomentan el "emprendimiento", o incluso hacer alguna que otra película. 

Nono Ruiz y Laura Muñoz son una pareja que tuvieron la peregrina idea de montar un bar en Granada sin saber, si quiera, poner una caña. La idea era la de estar un año con dicho negocio para, con los beneficios, intentar montar una cadena de moda. 

Eran los años de la burbuja inmobiliaria. Pero, con la llegada de la crisis, la pareja se arruinó, con una deuda millonaria que tardarían 16 años en saldar. Con 23 años, en los peores años de la crisis y esa situación, Nono afirmó que "no había que ser pesimistas". Y menos mal que no lo fue.

Los creadores de Chicfy participaron en el programa 'Atrapa un millón' de Antena 3 "Los creadores de Chicfy participaron en el programa 'Atrapa un millón' de Antena 3"

Volvieron a trabajar de nuevo, pero no eran capaces de llegar a fin de mes. Un día, descubrieron que el concurso de Antena 3, 'Atrapa un millón', estaba haciendo un casting para captar a nuevos concursantes. Y lo ganaron.

Quitando el fuerte mordisco que Hacienda cobra por cada premio, cada uno de los dos miembros de la pareja disponía, de repente, de 20.000 euros para gastar en lo que quisieran.

Tras cinco proyectos fallidos y con tan solo 3.000 euros ahorrados, Nono tuvo por fin la genial idea: una aplicación en la que chicas, y solo chicas, pudiesen vender y comprar su ropa. Wallapop aún no existía, y las únicas alternativas estaban solo en Segundamano y Ebay.

Con tan solo 4.500 de inversión inicial, crearon la aplicación y acudieron a varias vloggers para que la usasen. Gastándose cero euros, consiguieron rápidamente 16.000 visitas y 60 pedidos.

Poco a poco empezaron a aumentar su negocio gracias al boca a boca, a pesar de que no habían puesto unas condiciones fáciles: cobraban un 20% de comisión por cada venta, frente a otras aplicaciones que ofrecen esta posibilidad de manera gratuita. Con el tiempo, y con la memorable campaña de 'Claro que sí, guapi', que costó menos de un millón de euros, la empresa consiguió despuntar. Hasta hoy.

Comentarios