En libertad tres presuntos yihadistas por superar el tiempo encarcelados sin sentencia

En libertad tres presuntos yihadistas por superar el tiempo encarcelados sin sentencia

Los tres hombres, encarcelados desde finales de 2015, entregarán el pasaporte y acudirán a firmar todas las semanas.

Era noviembre de 2015 cuando saltaba la noticia de que tres hombres eran detenidos por la policía en Madrid tras iniciar una investigación y encontrar posibles lazos con Estado Islámico. Dos años después, a finales de 2017 y con el comienzo de la celebración del juicio, se ha conocido su puesta en libertad provisional tras permanecer desde entonces en "prisión provisional". 

Tal como informa la web de Informativos Telecinco y antes de la sentencia definitiva, para la que aún habrá que esperar, Yassin el Mourabet, Abdessadek Essalhi y Walid Oudra serán puestos en libertad, provisional en este caso, "visto el tiempo que llevan privados de libertad". Es la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional la que ha establecido esta medida justificada en "el estado de deliberación de la sentencia", y "sin ánimo de prejuzgar el fallo de la misma". 

Como se expone en el escrito que les otorga esta libertad queda indicado, además, que no pueden abandonar el país, recordando que todavía tienen causas legales a las que enfrentarse, entregar el pasaporte y "comparecer una vez a la semana en el juzgado más cercano". Lo cierto es que esos 7 años a los que se pueden enfrentar por adoctrinamiento y difusión de contenidos del Estado Islámico fueron rebajados de 9 años que se pedían en un comienzo. 

Detención de un yihadista por parte de la Policía "Detención de un yihadista por parte de la Policía"

¿Qué ha determinado la investigación polícial?

A esperas de más noticias, la investigación realizada para tal caso comenzó antes de su detención tras la compra de varias armas en territorio nacional. Desde entonces se ha requisado el equipo electrónico de los sospechosos, ordenadores principalmente, y obtenido de allí información de posibles combatientes del Estado Islámico en Siria, imágenes de armas y documentales. 

Más allá de los documentos gráficos encontrados a raíz de la intervención polícial, también queda recogido la existencia de conversaciones por teléfono donde, por ejemplo, se demostraría que estaban siguiendo indicaciones desde Marruecos. El delito de adoctrinamiento, por otra parte, quedaría reflejado con las pruebas encontradas en las redes sociales, tal como indica El País, donde se descubrió que El Mourabet influyó a Essalhi y su radicalización y que este, a su vez, hizo lo propio con Oudra. 

El caso saltó a los medios de comunicación de una manera más directa al conocer que los tres detenidos, como apuntó la fiscalía posteriormente, podrían haber atacado un centro de mulsumanes sufí en el madrileño barrio de Prosperidad. En esta ocasión se ha aplicado, como destaca el periódico digital, el artículo 539 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que determina que "los autos de prisión y libertad provisionales y de fianza serán reformables durante todo el curso de la causa". 

Comentarios