Buscar
Usuario

Noticias

Unos jabalíes matan a tres miembros del Estado Islámico

Los terroristas intentaban atacar un poblado rebelde en la zona

Un grupo de tres yihadistas del Estado Islámico han sido asesinados en la provincia de Kirkuk, al norte de Irak. Leyendo esta frase, lo siguiente que uno se espera es: Donald Trump. Pero no, el autor de esta matanza de terroristas no ha sido Estados Unidos, ni Europa, ni ningún Ejército (humano).

Un ejército de jabalíes ha acabado con tres terroristas del Estado Islámico "Un ejército de jabalíes ha acabado con tres terroristas del Estado Islámico"

El culpable de haber acabado con la vida de estos tres terroristas ha sido un Ejército de jabalíes que, sin ningún tipo de pudor, no ha dudado en atacar con virulencia a este grupúsculo hasta la extenuación. El resultado, recordamos: tres yihadistas muertos y ningún jabalí caído en combate.

Según han relatado varios medios locales, los comandantes del ISIS se habían escondido entre unas cañas para atacar un bastión rebelde. El objetivo que perseguían era acabar con las tribus locales que han organizado brigadas anti-Estado Islámico desde las montañas. El Daesh les había expulsado de sus territorios en 2014 y ahora se encuentran en guerra para volver a sus casas.

Sin embargo, los damnificados por el grupo terrorista contaban con un aliado que antes no habían valorado. En cuanto se lanzaron a atacar las viviendas, una manada de jabalíes corrió con gran virulencia para atacar a los tres yihadistas. No se han aclarado aún las cricunstancias de la muerte. Pero parecen bastante claras.

Un jefe tribal local ha relatado que, posiblemente, "molestaron a los animales que viven de manera salvaje en el área". Otra fuente local ha confirmado que los insurgentes "se vengaron de los cerdos" tras el ataque, aunque no ha trascendido ningún detalle.

Los musulmanes tienen prohibido comer jabalí para evitar cualquier posible cruce con el cerdo, con quien están emparentados y con el que se han cruzado la mayoría de ejemplares. Por todo ello, morir a manos de un cerdo, animal impuro en el Islam, es una completa deshonra. Imaginad, en este caso, para un extremista islámico.

Las reacciones en Twitter han sido de todo tipo: 

Quizás fueron los jabalíes los que se vengaron de que les consideren impuros. No lo sabemos. El caso es que la coalición internacional ha encontrado un aliado mucho mejor que los tanques, las bombas, los Kurdos o Irán: las manadas de jabalíes.

Artículos recomendados

2 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados