Buscar
Usuario

Vida

Día Internacional contra LGBTIfobia: formas de manifestación de la homofobia y transfobia

El 17 de mayo se celebra el Día contra la LGBTIfobia, que se puede manifestar de muchas formas diferentes, algunas más sutiles que otras.

Día Internacional contra LGBTIfobia: formas de manifestación de la homofobia y transfobia Día Internacional contra LGBTIfobia: formas de manifestación de la homofobia y transfobia

Foto: ZUMAPRESS.com / Cordon Press

El 17 de mayo se celebra el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, tres conceptos que siguen dañando al colectivo LGBTI en pleno siglo XXI y contra lo que se sigue luchando. En Madrid, tan solo en 2019 ya hubo 321 incidentes de odio contra personas LGBTI, falta sumar todos aquellos que no se denuncian.

Las personas LGBTI no solamente sigue recibiendo palizas e insultos por parte de la homofobia, la transfobia y, en general, la ultraderecha, sino que incluso sigue habiendo asesinatos. En mayo un joven de 20 años fue golpeado y decapitado por su familia al descubrir que era gay y que quería huir de Irán con su novio.

Sigue habiendo mucha LGBTIfobia en el mundo "Sigue habiendo mucha LGBTIfobia en el mundo"

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dejó de categorizar la homosexualidad como una enfermedad el 17 de mayo de 1990, por eso este día se conmemora esto, desde 2004, cuando lo decretó la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Diecisiete años después, la LGBTIfobia sigue siendo el pan de cada día y a veces no son ataques directos, sino sutiles que pueden verse incluso en la cultura.

La homofobia y transfobia puede categorizarse de dos formas diferentes, según la web Psicología-Online: según en qué esferas se manifiesta y, por otra parte, según la forma en la que se manifiesta. Y dentro de estas dos clasificaciones, hay un total de once subcategorías que se deben tener en cuenta a la hora de identificar lo que, aunque no pueda parecerlo en un principio, es un acto de LGTBIfobia.

LGBTIfobia según la esfera de la que proviene

Según las esferas en las que se manifiesta la homofobia y la transfobia, hay de cuatro tipos diferentes. Una es la LGBTIfobia institucional, es decir, por parte de las propias normas o leyes establecidas contra personas del colectivo y que son responsabilidad del Estado. Aquí entran leyes contra el matrimonio homosexual, contra la propia homosexualidad o incluso contra las personas trans. De hecho, hay transfobia institucional en España ante el constante bloqueo de la Ley Trans.

Otra esfera de la que puede surgir esta discriminación es desde la propia cultura, es decir, cómo las normas sociales y los valores que se transmiten por parte de todas las formas de expresión generan homofobia. La industria cultural luego replica esta homofobia y transfobia social, que se puede ver sobre todo desde el género de la comedia.

Por otra parte, está la LGBTIfobia intrapersonal, la que tiene cada uno como individuo por los valores con los que ha crecido a lo largo de su vida y que ha interiorizado. Hay tres posibles causas no excluyentes que pueden causar esto: actitudes que se generan desde propias experiencias personales, las que surgen de la propia identidad de la persona y, por último, una persona LGBTI que sufre la homofobia interiorizada, evadiendo su propia identidad. Por último, estaría la homofobia interpersonal, es decir, de una persona a otra.

LGBTIfobia según su forma de expresión

Lo anterior eran los lugares en los que se puede manifestar, pero estas son las formas en las que se pueden expresar y que puede ocurrir en cualquiera de estas esferas. Una de ellas es la LGBTIfobia radical, es decir, uso directo de la violencia verbal o física. Luego, está la prohibicionista, es decir, prohibición o condena de la homosexualidad o personas trans, pero desde la ley (muy relacionado con la violencia institucional).

Luego están los negacionistas de la homosexualidad, es decir, quienes piensan que esto no es algo con lo que se nace, sino que es algo adoctrinado, que se puede desaprender. Otra forma de manifestarse la LGBTIfobia es la evitativa, es decir, tratar de mantener todo lo lejos posible a personas homosexuales o trans (y es mutuo, nadie querría acercarse a un homófobo para entablar amistad).

La homofobia mórbida es la creencia de que la homosexualidad o la identidad transgénero es una enfermedad o que puede traer enfermedades o daños, basándose en nada. Por último, están la LGBTIfobia tibia y la velada. La tibia hace referencia a aquellas personas que, aunque no estén abiertamente contra homosexuales o trans, sí que están contra que haya total igualdad de derechos, como la adopción o el matrimonio. Por otra parte, la velada hace referencia a los prejuicios que derivan en actitudes sutiles, pero que no dejan de ser homofobia y transfobia.

Artículos recomendados

Comentarios