Buscar
Usuario

Economía

Inquietud dentro de El Corte Inglés por el último recorte encubierto a sus empleados

La reapertura de El Corte Inglés, a nivel nacional, implica dos circunstancias que generan los mayores temores de sus empleados.

Inquietud dentro de El Corte Inglés por el último recorte encubierto a sus empleados

España abandona al completo la fase 1 de la desescalada, lo que implica que todo el país ya se encontrará a partir de la fase 2. El comercio, incluidos los centros comerciales, podrá reabrir sus puertas al completo, adaptándose a las medidas de seguridad que recoge la 'nueva normalidad'.

Sin embargo, la llegada recoge inquietudes. En El Corte Inglés, por ejemplo, los empleados que están siendo recuperados del ERTE temen que la vuelta implique una bajada de salarios implícita. Y puede hacerlo a través de las comisiones por venta.

El pago de las citadas comisiones es lo que realmente engorda la nómina, puesto que el sueldo base es bajo. Antes del estado de alarma, los empleados se dirigían a los clientes y tenían la opción de sumar ingresos a su salario.

Los grandes almacenes están afrontando reformas ante la reapertura de sus centros que despiertan los temores de sus empleados "Los grandes almacenes están afrontando reformas ante la reapertura de sus centros que despiertan los temores de sus empleados"

Pero el coronavirus lo ha cambiado todo. Y hay dos motivos. Primero, que ahora la situación obliga a reducir el personal en tienda y rotar a los trabajadores de manera que, quien no se encuentre ante el público, se dedique a desinfectar artículos con el objetivo de volver a situarlos en los expositores.

Segundo, que las reaperturas en los territorios que pasaron en primer lugar a fase 2 no están experimentando un incremento potencial de ventas. Más bien al contrario: la tendencia es ver a clientes paseando, probando los productos, para después valorar si los adquieren y hacerlo a través de internet. Era el escenario que se preveía en el mundo del comercio durante los próximos años, pero la crisis sanitaria lo ha acelerado y ha puesto en crisis al comercio a pie de calle.

Temor a descensos en la nómina y despidos

Esta bajada de ventas en tienda y un menor tiempo de exposición frente a los visitantes ha llevado a que las oportunidades de cobrar una comisión por venta se hayan desvanecido por momentos. Además, se está planteando trasladar a empleados que ahora ejercen como dependientes hacia la división de comercio electrónico, donde el pago de comisiones directamente desaparece.

Muchos empleados de El Corte Inglés temen que el escenario va a pasar factura en sus nóminas, además de que podría poner en peligro algunos puestos de trabajo si finalmente se consolida con fuerza la venta online sobre el canal físico.

El sector de venta online está despuntando sobre la venta en los centros comerciales "El sector de venta online está despuntando sobre la venta en los centros comerciales"

No hay que olvidar que los grandes almacenes cuentan con una deuda superior a 3.000 millones de euros y que están reestructurando todo su modelo de negocio para adaptarse a las tendencias actuales del mercado. Con casi 100.000 empleados, el cambio de rutinas que representa el Covid-19 puede cambiarlo todo.

Mientras tanto, la tendencia ya se ha escenificado en Alcalá de Henares, donde el Bricor que se situaba en esta localidad se ha clausurado prácticamente al completo para crear un almacén donde se guarda todos los artículos de venta online. ¿Este es el camino que espera para conquistar la omnicanalidad de los grandes almacenes, cuando gran parte de los consumidores ya ha abrazado la compra por internet?

Artículos recomendados

Comentarios