A la Infanta Cristina no se le aplicará la doctrina Botín: ¿de qué se le acusa exactamente?

A la Infanta Cristina no se le aplicará la doctrina Botín: ¿de qué se le acusa exactamente?

La Infanta Cristina seguirá imputada en el largo y duro juicio del caso Nóos por dos delitos fiscales relacionados con Iñaki Urdangarín.

Noticias David Carro David Carro 29 Enero 2016 10:25

La defensa de la Infanta Cristina, la Abogacía del Estado y el Ministerio Fiscal no se han salido con la suya, a pesar de solicitarlo en la vista previa con argumentos cada cual más surrealista que el anterior: Cristina de Borbón no recibirá la famosa doctrina Botín y continuará imputada en el largo y duro juicio del caso Nóos por dos delitos fiscales.

¿Por qué se ha mantenido su acusación, con lo difícil que fue imputarla en un principio? ¿De qué se acusa exactamente a la Infanta Cristina? En Los Replicantes damos respuesta a estos interrogantes.

1 ¿Por qué no se le ha aplicado la doctrina Botín?

La Infanta durante la vista previa del 11 de enero "La Infanta durante la vista previa del 11 de enero"

La doctrina establecida con el caso Botín implica que la acción popular (en este caso, encarnada por el sindicato Manos Limpias) no es suficiente para sostener una acusación por si sola y sin el apoyo del Ministerio Fiscal y el acusador particular, si lo hay. Ya vimos en la vista previa del 11 de enero cómo la Abogacía del Estado y el Ministerio de Hacienda defendía esta doctrina, justificándola con que el famoso 'Hacienda somos todos' es tan solo "un eslogan publicitario".

Sin embargo, el tribunal del caso Nóos ha concluido que la acusación popular es suficiente para mantener la imputación de la Infanta Cristina por tratarse de "delitos que afectan a bienes de titularidad colectiva". De este modo, el auto judicial afirma que el delito fiscal y el delito de desobediencia se sobreponen a la petición del Ministerio Fiscal de retirar la acusación y la Infanta se tendrá que seguir sentando en el banquillo a partir del 9 de febrero.

2 A la Infanta Cristina no se le acusa de tráfico de influencias

La Infanta Cristina ha vivido en su proceso judicial situaciones inéditas en la Justicia española al recibir el rango de 'desimputada pero investigada' en abril de 2013. En un principio, el juez José Castro intentó acusarla de haber utilizado sus influencias para favorecer los negocios oscuros de Urdangarín, aunque la Audiencia lo desestimó por no existir "indicios vehementes" de que ella hubiera desempeñado tal papel o conociera la naturaleza de las operaciones de su marido.

3 Entonces, ¿de qué se acusa a la Infanta Cristina?

Cristina y Urdangarín a la salida de la vista previa "Cristina y Urdangarín a la salida de la vista previa"

Los dos delitos por los que la Infanta Cristina se tendrá que sentar frente al juez son de naturaleza fiscal. Ella era propietaria, junto a su marido Iñaki Urdangarín, de la empresa Aizoon, que fue utilizada para blanquear capital extraído de forma ilegal del Instituto Nóos, una organización sin ánimo de lucro.

A través de Aizoon se elaboraron facturas falsas de servicios que nunca se llegaron a realizar, como contratación de personal y el autoalquiler de su vivienda. La firma de la hermana de Felipe VI llegó a ser encontrada en el contrato de alquiler y los pagos mensuales de un palacete que, en realidad, era suyo. Es decir, la empresa Aizoon, de su propiedad, le alquilaba un palacete de su propiedad.

Además, se justificaron como gasto de empresa (es decir, para reducir impuestos) varios gastos personales, como "servicios de asesoramiento y coaching", viajes familiares como un safari en África, fiestas, catering de cumpleaños y hasta un ticket de aparcamiento por valor de 1 euro.

4 Cristina, la infanta enamorada

Cristina loves Iñaki "Cristina loves Iñaki"

En su comparecencia ante el juez Castro del pasado febrero de 2014 Cristina afirmó que nunca conoció la naturaleza de los negocios de su marido y que, si su nombre figura en el caso Nóos, es porque firmaba lo que le pedía debido a que "confiaba mucho en él". De hecho, semanas antes su abogado había defendido ante los medios que "la inocencia de la Infanta pasa obviamente por su fe en el matrimonio y el amor a su marido".

Vamos, que la culpa la tiene Cupido y la institución del matrimonio. En la comparecencia de entonces Cristina se mostró más relajada que en la vista previa al juicio, aunque su declaración se ciñó a "no sé", "no recuerdo" y "no me consta".

5 Las irregularidades del Instituto Nóos

El Instituto Nóos es una organización sin ánimo de lucro dirigida por Iñaki Urdangarín entre 2004 y 2006. Entre sus actividades figuran la organización de foros y congresos, asignados al instituto por un valor muy superior al que habían sido presupuestados, de lo que se deduce que el 'duque empalmado' y el entramado empresarial controlado por sus socios obtenían sobresueldos a través de Nóos.

Aunque hoy por hoy parece desestimada la inclusión del Juan Carlos I en la acusación, sí que se manejaron correos electrónicos que indicarían que el Rey conocía los negocios de Urdangarín e incluso podría haber puesto su imagen para que se los concedieran.

Poco a poco, el socio Diego Torres, el expresidente Jaume Matas, Urdangarín y la Infanta han ido siendo acusados hasta formar un total de 18 imputados sentados en el banquillo. En el artículo de Los Replicantes '10 preguntas para entender el juicio de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín por el caso Nóos' desgranamos las claves del primer gran problema con la justicia de la Casa Real española.

Comentarios