'Las gemelas estaban cubiertas de heces y gusanos': La peor historia de maltrato infantil

'Las gemelas estaban cubiertas de heces y gusanos': La peor historia de maltrato infantil

Los padres de las gemelas han sido imputados por maltrato infantil y abandono de menores, quedando retenidos bajo prisión preventiva en la cárcel de Tulsa.

Noticias María Pérez García María Pérez García 19 Diciembre 2016 14:09

Las enfermeras del centro de atención de urgencias de Owasso, Oklahoma (Estados Unidos) difícilmente olvidaran la historia de estas pequeñas. Todo comenzó con una llamada a la policía desde el hospital, alertándoles de un claro caso de maltrato infantil. 

Cuando las fuerzas de seguridad acudieron a la llamada de este centro hospitalario no se esperaban encontrar lo que vieron. Dos bebés raquíticos, completamente esqueléticos. Según informa The Mirror, las gemelas presentaban llagas en distintas partes del cuerpo, causadas principalmente por permanecer postradas en la cama. Así mismo, padecían una grave dermatitis, causada por el pañal. 

Sin embargo, la malnutrición o las erupciones no era lo peor que se iban a encontrar. El estado de abandono había llegado a tales límites que uno de los bebes tenía larvas en los genitales. También, encontraron restos fecales en el odio de la otra pequeña

Tanto las enfermeras como los doctores sentencian, este ha sido el peor caso de abuso infantil al que han tenido que enfrentarse. Por su parte, el sargento encargado de llevar el caso también coincide con la opinión de los sanitarios, es uno de los sucesos más horribles de su carrera. 

Los padres de las gemelas, Kevin Fowler, de 25 años y Aislyn Miller, de 24, han sido detenidos y caen sobre ellos cargos de maltrato infantil y abandono de menores

La madre ha confesado

Ambos de encuentran en prisión preventiva en Tulsa "Ambos de encuentran en prisión preventiva en Tulsa"

El padre ha permanecido en silencio durante los interrogatorios, pero la madre ha admitido conocer la dramática situación por la que atravesaban sus bebés, pero que al ser madre primeriza no sabía que hacer, reconociendo no haber visto a las pequeñas desde su nacimiento. Además, ha alegado que el estado raquítico de las gemelas se debe a que nacieron prematuras, pero que al no tener seguro médico o dinero no había podido hacerse cargo de ellas. 

Los progenitores permanecen en prisión preventiva en la cárcel de Tulsa. El juez ha fijado una fianza de cien mil dólares para cada uno. Así mismo, les ha sido retirada la custodia de las pequeñas

Comentarios