Mujer mata a una niña de 3 años a la que su hijo de 9 había violado

Mujer mata a una niña de 3 años a la que su hijo de 9 había violado

Golpeó a la menor con una piedra en la cabeza hasta acabar con su vida. Cumplirá 11 años de prisión por asesinato y obstrucción a la justicia.

Noticias Víctor Mopez Víctor Mopez 28 Noviembre 2016 12:44

Quería proteger a su hijo, pero terminó convirtiéndose en una asesina. Una mujer en Sudáfrica acabó con la vida de la hija de su amiga, de 3 años de edad, con el objetivo de "silenciarla" tras enterarse de que su hijo de 9 años la había violado.

La mujer de 32 años se quedó a cargo de la menor, Asanda Mbuku, ya que sus padres tuvieron que ausentarse de su domiciolio durante unas horas. A lo largo de aquella tarde, ha explicado al Tribunal Superior de Gauteng, en Pretoria, la encontró semi desnuda cerca de la puerta, momento en el que se dio cuenta de que su hijo habia abusado de la pequeña. 

"Me di cuenta de que ella no se movía, así que traté de despertarla echándole agua, pero no lo hizo", ha declarado en la corte, añadiendo que decidió por matarla por miedo a que despertara y le contara lo que había sucedido. Tal y como ha relatado, la mató con una roca afilada, golpeandole la cabeza repetidas veces. Después, escondió el cuerpo en el jardín trasero de su casa y quemó la chaqueta y las zapatillas de la niña para ocultar pruebas. 

Tribunal Superior de Gauteng (Pretoria) "Tribunal Superior de Gauteng (Pretoria)"

Cuando los padres de Asanda Mbuku llegaron a casa, les dijo que no sabía dónde estaba su hija. Al día siguiente, el niño de 9 años que presuntamente violó a la niña, fue enviado al colegio como un día cualquiera, pero, tal y como recoge el diario Metro, no pudo mantener el secreto en silencio y acabó confesándoselo a todo a su tía cuando llegó a casa. 

El pasado miércoles 23 de novimbre la protagonista de esta macabra historia fue declarada culpable de un delito de asesinato y otro de obstrucción a la justicia, por lo que fue condenada a 11 años de prisión. La jueza Tshifhiwa Maumela puntualizó que era una lástima que no se diera cuenta de que su hijo no habría sido arrestado, ya que en Sudáfrica un niño menor de 10 años no puede ser considerado criminalmente responsable de sus acciones.

Comentarios